Argentina, San Juan, Domingo 23 de Enero de 2022
La historia de las elecciones de medio término desde 1983 hasta hoy
¿SUEÑO DE REELECCIÓN O EL COMIENZO DEL FINAL?





Aumentar Tamaño Texto
Disminuir Tamaño Texto
Enviar A Un Amigo
Recomendar DIARIOLIBRE.info
Imprimir
Desde el regreso de la democracia, los comicios legislativos de mitad de mandato marcaron la suerte de los gobiernos. Los derrotados siempre terminaron mal. Los que ganaron, extendieron sus sueños presidenciales. Cristina Fernández ganó la pelea por las bancas bonaerenses en el Senado.
Octubre de 2005. Cristina Fernández ganó la pelea por las bancas bonaerenses en el Senado. Luego, el kirchnerismo fue reelecto.
Los Kirchner se someterán hoy a un desafío crucial para su proyecto. Las elecciones legislativas de mitad de mandato marcaron la suerte de todos los gobiernos de la democracia que se reinició en 1983. Los mandatarios que las perdieron terminaron mal –o incluso de manera abrupta y crítica– sus gestiones. Y quienes las ganaron, como Menem en 1993, o el propio Kirchner en 2005, pudieron entonces extender sus sueños presidenciales por un período más. Lo dice la historia.

El ex presidente Raúl Alfonsín enfrentó dos elecciones legislativas en un mismo período, debido a que su mandato duró seis años y no cuatro, como ocurre ahora, tras la reforma constitucional del 94. En los comicios de 1985, los candidatos de la UCR vencieron y el gobierno se energizó. Pero dos años después, en las elecciones del 87, Alfonsín perdió poder de manera rotunda, en medio de una crisis económica y también de legitimidad de su administración, ya que la UCR había impulsado la votación en el Congreso de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. En aquellos comicios, no sólo se eligieron legisladores sino también gobernadores. El radicalismo debió resignar 17 provincias, que pasaron a ser controladas por el peronismo. Sólo retuvo Córdoba y Río Negro. En La Rioja ganó quien después sería su sucesor, Carlos Menem. En Buenos Aires fue elegido Antonio Cafiero. El PJ se preparaba para volver al poder. Tan sólo dos años después, Alfonsín abandonaba la presidencia seis meses antes de lo establecido por la ley.

Igual que su antecesor, Menem gozó de la miel de la victoria y del pesar de la derrota en las distintas elecciones legislativas que enfrentó desde el Ejecutivo. En los comicios del 93, sus candidatos se impusieron en la mayoría de los distritos, por lo que el PJ sacó el 42% de los votos a nivel nacional. Su candidato en la Capital Federal fue su fiel amigo Erman González, que consiguió un histórico 32% de los votos, una cifra que el PJ porteño no volvió a alcanzar jamás. En la provincia de Buenos Aires, el peronismo llevó como cabeza de lista al dirigente bonaerense Alberto Pierri, quien ganó con el 48 por ciento. Ese triunfo alentó a Menem a buscar la reforma de la Constitución, que lo habilitó a la reelección.

Tras varios años de control político total, Menem sufrió su primera derrota electoral en 1997. Perdió las legislativas de ese año frente al espacio político que sería su verdugo de allí en más, la Alianza. Su poder, que había sido amplísimo, comenzó a escurrirse a la vez que se profundizaba la crisis económica y estallaban los escándalos de corrupción. La sorpresa de aquella elección del 97 fue el triunfo en Buenos Aires de una de las estrellas de la Alianza, Graciela Fernández Meijide, que venció por siete puntos de diferencia a Chiche Duhalde, esposa de Eduardo, el jefe del PJ en ese territorio. Aunque el justicialismo consiguió el 36% a nivel nacional y la Alianza el 34%, esas elecciones se vivieron como una derrota del menemismo. La interna entre Menem y Duhalde estaba en su punto de mayor fricción. Fue la primera vez en la historia que el peronismo perdió elecciones estando en el poder. Era un anticipo de lo que vendría.

En 1999, el radical Fernando de la Rúa ganó la Presidencia frente a Duhalde. Sólo dos años después, el bonaerense tuvo su revancha. Ganó las elecciones legislativas en Buenos Aires, y pasó a ocupar una banca de senador. Su rival había sido Raúl Alfonsín, quien tuvo como compañera de fórmula a Diana Conti, actual diputada ultra-K. La derrota de De la Rúa fue apabullante en la mayoría de los distritos del país. La Alianza perdía así su mayoría parlamentaria y se encaminaba hacia el peor final. Nunca pudo recuperarse. De la Rúa renunció a la Presidencia en diciembre de 2001.

Néstor Kirchner, hasta ahora, no conoce de derrotas legislativas. Los únicos comicios de ese tipo que enfrentó en su gestión presidencial fueron los de 2005, en los que, igual que ahora, jugó todas sus fuerzas en la provincia de Buenos Aires. Aquella vez, la candidata a senadora por ese distrito fue su esposa, Cristina, que sacó el 45% de los votos frente a su rival, Chiche Duhalde, que obtuvo el 20 por ciento. El triunfo para los K también se dio en otras provincias con peso político.

Nunca antes el kirchnerismo había tenido tanto poder. Los siguientes dos años, Néstor los gobernó con mayoría absoluta en el Congreso, a lo que se sumó una economía creciente. En 2007, la senadora bonaerense Cristina fue electa Presidenta con el 45% de los votos, sacándole a su rival, Elisa Carrió, 22 puntos de ventaja, y duplicando así los votos que había conseguido Néstor en las presidenciales de 2003.

Hasta que el año pasado estalló el conflicto con el campo, el matrimonio presidencial siguió gozando de la mayoría parlamentaria.

Hoy, por primera vez en seis años, y más allá de que el oficialismo gane o no en la provincia de Buenos Aires, los Kirchner podrían perder la mayoría tanto en Diputados como en el Senado, lo que podría generar que, a partir de diciembre, tras la asunción de los nuevos legisladores, deban negociar con la oposición la aprobación de cada una de las nuevas leyes. Es algo que nunca hicieron.



DiarioLibre.info en Facebook


DiarioLibre.info en Whatsapp
EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO
PUNTOS DE VISTA
22/01/2022
20/01/2022
Aproem informó cuáles son los precios mínimos sugeridos para la venta de uva $40 para uva Criolla y $60 para la Malbec en 3 pagos mensuales
La Asociación de Productores del Oasis Este de Mendoza (Aproem) detalló que, según los estudios de costos realizados por el INTA Junín
La entidad difunde estos valores, que surgen de un estudio realizado por el INTA, y advierte que, por debajo, no se alcanzan a cubrir los costos

La Asociación de Productores del Oasis Este de Mendoza (Aproem) detalló que, según los estudios de costos realizados por el INTA Junín, el precio mínimo sugerido de venta de uva producida en la zona, al 30 de diciembre, es de $4 mil el quintal para la variedad criolla y $6 mil para la malbec, en 3 cuotas mensuales. “Sugerimos estos valores para que el productor sepa a qué precios vender y que si lo hace por debajo estará, una vez más perdiendo, dinero y por lo tanto descapitalizándose”, planteó su titular, Gabriela Lizana.
Imagen ilustrativa. Claudio Gutierrez / Los Andes
¿Adónde van los niños durante la cosecha? Esperan alejar a más de 3.000 de los riesgos del campo
Desde la entidad indicaron que, actualmente, por uva para elaborar un excelente vino genérico se está pagando $3 mil el quintal y por la malbec, $4.200. En este sentido, Lizana subrayó que tanto estos valores, como el del mosto y el vino blanco escurrido o de blancas, están muy por debajo de los sugeridos; es decir, no alcanzan a cubrir los costos de producción.
Asimismo, señaló que los insumos dolarizados han tenido aumentos muy por encima de los índices de inflación interanual. Y sumó que el mismo vino, según datos del Indec, tuvo un incremento del 117% en la góndola.

“Un año más que reclamamos por el descontrol en la distribución de la renta al interior de la cadena vitivinícola -algo que también se da en otras cadenas agroalimentarias del país- y que generan distorsiones que jamás resultan en beneficio del sector productivo”, planteó Lizana. Por este motivo, acotó, se están abandonando sistemáticamente los cultivos vitivinícolas en la zona Este, para comenzar a desarrollar otras actividades.
CIRUELA DE EXPORTACION
¿Se puede revertir la baja producción de ciruela en el corto plazo?
“El abuso normalizado en las relaciones comerciales y el descontrol en las cadenas de comercialización bloquean cualquier tipo de perspectiva seria de crecimiento para el sector productivo”, manifestó. Además, denunció que se utilizan a modo de paliativo herramientas como la diversificación, que consolida el negocio del mosto, con proveedores vitícolas obligados e entregar su producto al precio que los elaboradores decidan pagar.

Cosecha
Cosecha 2022: habrá mano de obra, pero crece el temor por los contagios
Ante este escenario, dudó que la merma productiva que se anticipa para este año, con respecto a la cosecha 2021 –debida a factores climáticos, falta de agua, recursos insuficientes- no significará una recomposición de los precios para el sector. “La pérdida de hectáreas, mano de obra y trabajo digno parece ser algo aceptado como parte de la normalidad. Triste final tendrán las economías regionales si esto continúa”, concluyó.
19/01/2022
Encuesta presidencial
18/01/2022
Click Para Ver Noticia Completa
17/01/2022
Hermogenes Ruiz antes de Ignacio de la Roza 10 arboles SECOS la Capital de TRANQUILIN Baistrochi

Cotizaciones
Dolar Riesgo País Precio Del Vino
$5,32 1.000 $2,00
EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO
Difunta Correa - San Juan, Argentina
Copyright© 2005 - 2016 DIARIOLIBRE.info - Todos Los Derechos Reservados.