Argentina, San Juan, Miércoles 05 de Mayo de 2021
La pata de la mentira o el tiro por la culata
Por: Pablo Bernal, poeta y narrador sanjuanino





Aumentar Tamaño Texto
Disminuir Tamaño Texto
Enviar A Un Amigo
Recomendar DIARIOLIBRE.info
Imprimir
¿Quién ha solicitado pero sobre todo quién ha conferido a Diario de Cuyo y particularmente a su staff directivo, el status, la potestad y el rol de ser los guardianes de la moral o tutores de la “correcta interpretación” de las publicaciones periodísticas que se imparten y/o que acompañan a este periódico?
Digo más ¿Desde cuándo Diario de Cuyo piensa por nosotros?
Desde su nacimiento hace 60 años como reza en el subtítulo de la editorial que aparece, tristemente tarde, en la edición de fecha 10 de Junio de 2006, Diario de Cuyo, a la fecha al menos, parece no comprender todavía que, el derecho a la libre expresión no puede ser coartado y conlleva como revés de naipe, aparejado, otro derecho, el de la libre interpretación. A esos dos sumo un tercero, el derecho de replicar como lector del Diario, un error tan grosero y poco bien intencionado como fue suprimir la distribución del habitual envío que acompaña la publicación de los domingos, REVISTA RUMBOS.
Con esta decisión antojadiza, Diario de Cuyo ha debilitado la salud ética de la palabra, su más alta tasación, su honra, su crédito, su valía. Es muy importante esto que refiero y, no quiero dejar lugar a interpretaciones erróneas por eso voy a extender el concepto. Diario de Cuyo es quien ha debilitado el valor de su propia palabra pero ha ido todavía más allá, ha debilitado el mérito de la palabra periodística, su imparcialidad; bastión último de la verdad, que debiera ser. Creo inclusive que ha diezmado el valor de la palabra en general. De la palabra como vínculo humano, naturalmente. A esto súmenle la siguiente nota de color, Diario de Cuyo –la empresa periodística- censura a la publicación también periodística REVISTA RUMBOS precisamente el 7 de junio de 2009, fecha en que se celebra el Día del Periodista. Si no fuera por la gravedad del hecho me tiraría al piso a reírme.
¿Me pregunto sí, Diario de Cuyo, considera que somos un pueblo de idiotas incapaces de sopesar libremente, interpretar, juzgar, filtrar, comprender y decidir sobre las noticias que consumimos?
¿Qué sigue ahora? ¿Intentará Diario de Cuyo, interceptar y detener, toda la opinión que se publica sobre minería en la provincia, y que no es favorable a esta actividad, con el pretexto de salvaguardar los miedos de la población?
¿Y luego qué hará en materia de censura? ¿Irá tras las noticias nacionales? ¿Tras las noticias globales?
A propósito de globalidad, ¿en serio pensó la plana directiva del Diario que, con frenar alrededor de veinticuatro mil ejemplares (según declara Revista Rumbos) iba a detener la difusión de la nota de Jackie Isola, en plena era de internet? Que periodistas picapiedras son.
En 1.982, se nos informaba que íbamos ganando y nosotros, aún bajo sospecha lo creíamos, qué otra cosa podíamos hacer a la distancia. Yo era muy pequeño pero lo recuerdo. Recuerdo también que recolectaba todo aquello que contenía plomo y luego, le pedía a mi madre, que llamara a la radio que auspiciaba la colecta para que pasaran a buscar el pesado botín. Nos decían que íbamos ganando y al final perdimos como en la guerra. Es decir, nos manipulaban a través de los medios, nos engañaron. Claro, a la distancia, debimos echar un manto de piedad sobre aquellos años nefastos comprendiendo la gravedad institucional en que se vivía. Y nosotros echamos ese manto de piedad, porque para eso sí somos capaces de sopesar libremente, interpretar, juzgar, filtrar, comprender y decidir. La analogía es esta (aplicando el carácter transitivo a unos versos de Borges no entiende quien finge entendimiento sino quien puede entender), nos dicen que la minería ciertamente es una actividad riesgosa pero que, gracias a los controles ambientales de la empresa y del gobierno vamos ganando la batalla contra la contaminación. Hasta que un colega periodista decide publicar su pensamiento en contrario. Eso no es precisamente lo que yo llamo amplitud de criterio, verdad?
En la inválida editorial publicada en Diario de Cuyo en su edición digital -sin firma debo agregar y reiterar -, aparecida tristemente tarde, se lee con claridad
“La primera es su compromiso por la libertad de expresión, su compulsa sistemática contra los obstáculos que siempre pretenden amordazarla”.
y más abajo…
“Esta semana, ambas banderas entraron en aparente conflicto. DIARIO DE CUYO decidió no dar a circulación la publicación de la revista Rumbos que integra desde hace años su edición dominical. Lo hizo ante la aparición de una extenso artículo referido a la minería en general que no se ajusta a los parámetros profesionales con los que nos desempeñamos los periodistas consulta de fuentes, pluralismo, o una mínima visita al terreno de los hechos para extraer una conclusión”.
y más abajo…
“DIARIO DE CUYO hizo ejercicio de su derecho a no publicar una información incompleta por la que luego debe responder”.
Diario de Cuyo, quienes ostentan el poder editorial de esta empresa, quienes ostentan el poder de asentir o vetar los contenidos del Periódico, creen por lo visto, muy equivocadamente que, con esta editorial minúscula, sobrecargada de clichés de ocasión, tibiamente moralistas, quedan exentos de toda responsabilidad y dispensados por parte de la sociedad pues, según su discurso, han contribuido a resguardar y respaldar la actividad minera (en realidad panacea de unos pocos) a favor de la comunidad sanjuanina toda, arrojando luz sobre la verdadera realidad medioambiental aludida por el artículo de REVISTA RUMBOS, y deslindado así toda presión e injerencia sobre ellos por parte de los emprendimiento mineros y por parte del gobierno, como si fuese este, el ojo de la tormenta.
Picapiedras otra vez. Hay tantas opiniones sobre la actividad minera o mejor dicho sobre el desarrollo y el obrar de la actividad minera en nuestra provincia como ciudadanos tiene San Juan. Yo no tengo un termómetro social que pueda medir con precisión los porcentajes de adhesiones y rechazos a la actividad minera. Ni el porqué de los mismos. Cada cual piensa y cree lo que quiere. Y está bien que así sea, en tanto y en cuanto, ocurra en libertad. La decisión de Diario de Cuyo del 07 de junio de 2009, cercenó esa libertad.
"La economía, estúpido" -cito wikipedia- (the economy, stupid), fue una frase muy utilizada en la política estadounidense durante la campaña electoral de Bill Clinton en 1992 contra George H. W. Bush (Bush padre), que lo llevó a convertirse en presidente de los Estados Unidos. Luego la frase se popularizo como "es la economía, estúpido" y la estructura de la misma ha sido utilizada para remarcar los más diversos aspectos que se consideran esenciales.
Lo que está en juego aquí es la censura, estúpido.
Por último, me dirijo ahora al grupo editor y al staff directivo de Diario de Cuyo.
La censura es un acto deliberado, infame y cobarde, por bien intencionado que éste sea en su factura intencional. Cuando la censura proviene de un gobierno de facto, quizá por deformación espiritual o por instinto de supervivencia, lo toma uno como un hecho, entre comillas, natural, viniendo de quien viene; cuando la censura proviene de un gobierno democrático es un ataque directo al corazón de la democracia, al rudimento de su estructura funcional; cuando la censura se ejecuta desde un medio periodístico hacia otro, se trata lisa y llanamente de un acto de traición a la profesión, traición que no termina solo allí y que, se extiende también tanto al lector diario y como al ocasional lector de esa publicación.
Les recomiendo, por lo tanto, leer Elogio de la Responsabilidad de Sergio Sinay, en este libro, extraordinario por la claridad de pensamiento y simpleza de conceptos, el autor explica los diversos matices de la responsabilidad. Los exhorto a leer un capítulo en especial “Responsabilidad y perdón” y un párrafo en particular, cito a Sinay “Errar es humano, perdonar es divino. Sabe Dios desde cuándo circula esta máxima por el mundo. Y sabe Él, y nadie más, cuántos humanos se han escudado detrás de ella para echar tierra sobre sus errores, calamidades, negligencias y crímenes. Errar es humano, perdonar es divino. Basta con detenerse y leer con atención esas palabras, basta con dejar asomar de un modo pausado y consiente su contenido, para descubrir hasta qué punto atenta contra la responsabilidad, de qué modo la aniquila.” Antes que lo olvide, el subtítulo de ese capítulo es “Errar es humano, reparar también”.
Lo que correspondía era respetar la publicación de la revista que desde hace años ustedes han avalado como la publicación que acompaña a la tirada dominical de Diario de Cuyo, domingo tras domingo. Lo que corresponde ahora es, REPARAR el error cometido distribuyendo la revista previamente censurada, haciendo objeción aparte de la data manifestada por la periodista responsable del artículo, advirtiendo, si se quiere, al lector, según el sano entender de Diario de Cuyo, cuales son los errores de información y sus porqué, pero distribuyendo la publicación antes omitida y salvando así la vergonzosa decisión anterior.
Ya que se ofrece y a modo de final, sugiero a los directivos del Diario leer también del libro antes mencionado el capítulo que aparece bajo el título “Responsabilidad y política. La tragedia de los medios convertidos en fines” y, si el espíritu les alcanza y tiene algún ratito libre en sus atestadas agendas, les aconsejo leer el libro en su totalidad.



DiarioLibre.info en Facebook


DiarioLibre.info en Whatsapp
PUNTOS DE VISTA
23/02/2021
05/05/2021
MENDOZA: El JUEZ FEDERAL BENTO IMPUTADO CAUSA DE CORRUPCIÓN Y COIMAS ALLANAN ESTUDIOS DE 3 ABOGADOS
Esta mañana buscaron documentación y dinero en propiedades de los letrados Luciano Ortego, Martín Ríos y Matías Aramayo. La mujer de juez, también fue imputada.
Oscar Guillén
MIÉRCOLES, 5 DE MAYO DE 2021
La Justicia Federal acaba de abrir el juego de una causa que, hasta ahora, permanecía en secreto, en la que se investigarían “coimas y asociación ilícita” y que tendría como principal sospechoso al juez federal mendocino Walter Bento, junto con un abogado local.

De hecho, esta mañana se le notificó al juez Bento la imputación como jefe de una asociación ilícita y también se imputó al abogado Luciano Ortego. Además, se sumaron imputaciones a María Isabel Boiza (esposa de Bento) y a los abogados Martín Ríos y Matías Aramayo. La imputación para Bento es por seis hechos de cohecho pasivo, lavado de activos y enriquecimiento ilícito.


Como parte de la causa, el fiscal federal Dante Vega ha ordenado allanamientos masivos en casas y estudios de todos los implicados. Estas medidas se están ejecutando desde hoy temprano. En principio, habría algunos implicados en condición de aprehendidos.

Se trata de una causa que despierta gran interés, incluso en el ámbito político, teniendo en cuenta que es un año de elecciones y que Bento es el juez electoral de Mendoza.

Esta mañana, la Policía Federal allanó el estudio de Ortego en el barrio Bombal de Ciudad y también la casa de sus padres, en Chacras de Coria, Luján, en busca de documentación sobre el caso y de dinero en efectivo, ya que -según trascendió- se estarían manejando cifras millonarias.

También se allanó la oficina del juez Bento. /Orlando Pelichotti, Los Andes.
TAMBIÉN SE ALLANÓ LA OFICINA DEL JUEZ BENTO. /ORLANDO PELICHOTTI, LOS ANDES.JUEZ BENTO
Todo comenzó en marzo de 2020, cuando se detuvo al “narcofinancista” Walter Bardinella Donoso (40), un hombre que permanecía prófugo y era buscado por participar en el transporte de 400 kilos de marihuana. Al analizar su celular, se descubrió que Bardinella se comunicaba con el empresario Diego Aliaga (51), quien a su vez le decía que contactos en la Justicia Federal le podían otorgar la prisión domiciliaria a cambio de dinero.

Luego, en septiembre de 2020, explotó el “caso Aliaga”: este hombre, -un habitué de los cafés cercanos a Tribunales- terminó secuestrado, asesinado y enterrado en un campo inculto de Lavalle. Su socio, Diego Barrera (50), fue detenido junto a su mujer y sus hijastros. Barrera, expresó que tal vez Aliaga estaba desaparecido porque estaba en un “negocio turbio”: tenía contactos en los Tribunales Federales que le permitían conseguir beneficios a cambio de importantes sumas de dólares.

Hoy se allanó el estudio del abogado Luciano Ortego, en el barrio Bombal. / Orlando Pelichotti, Los Andes.
HOY SE ALLANÓ EL ESTUDIO DEL ABOGADO LUCIANO ORTEGO, EN EL BARRIO BOMBAL. / ORLANDO PELICHOTTI, LOS ANDES.JUEZ BENTO
Incluso, Barrera habría dicho que Aliaga y un abogado –sería Luciano Ortego- se contactaban con los abogados de los detenidos y les ofrecían estas ventajosas condiciones. Y si el defensor del detenido se negaba a participar del “negocio”, hablaban directamente con el implicado y lo instaban a abandonar a su defensor a cambio de que ellos mismos lo representaran.

Por estos dichos, el fiscal Vega hizo declarar a Barrera durante tres horas.

Todo este asunto llegó a oídos del juez Bento y se filtró a la prensa. Fue en ese momento que Bento contrató a Mariano Cúneo Libarona, quien intentó cuatro veces, durante los primeros meses de este año, hacerse con el expediente que investiga Vega y que tramita el juez de San Rafael Eduardo Puigdéndolas. En cuatro ocasiones se “rebotó” el pedido de este abogado, afirmando que Bento no estaba nombrado en la causa y muchos menos imputado. Pero ahora, el juez sí fue imputado.
04/05/2021
03/05/2021
Muy simbólica esta foto
30/04/2021
Telegrama de renuncia a su trabajo para poder cobrar planes sociales

Cotizaciones
Dolar Riesgo País Precio Del Vino
$5,32 1.000 $2,00
EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO
Difunta Correa - San Juan, Argentina
Copyright© 2005 - 2016 DIARIOLIBRE.info - Todos Los Derechos Reservados.