Argentina, San Juan, Miércoles 05 de Mayo de 2021
Pedro Castillo, el hombre del Perú profundo que pone nervioso al establishment






Aumentar Tamaño Texto
Disminuir Tamaño Texto
Enviar A Un Amigo
Recomendar DIARIOLIBRE.info
Imprimir
Pedro Castillo, el hombre del Perú profundo que pone nervioso al establishment

Maestro de escuela rural, se hizo fuerte en política sustentado en una base como dirigente sindical del poderoso gremio docente

Dirigentes, consultores, analistas, periodistas, miles de limeños y residentes de otras ciudades, todos erraron el blanco cuando se trataba de adivinar quién encabezaría los votos en la primera vuelta presidencial en Perú. Y no es que Pedro Castillo, el maestro de escuela de 51 años que se adueñó del primer puesto en las elecciones del domingo pasado, y que disputará la segunda vuelta con Keiko Fujimori, sea un hombre que pase inadvertido.

Es cierto que se inscribió como candidato en el partido Perú Libre el último día permitido. Pero eso fue 30 de septiembre de 2020, más de seis meses antes de la cita electoral que lo vio encaramarse a la cima.

El hombre del momento era George Forsyth, un exarquero del club Alianza Lima que había hecho sus primeras migas como dirigente, y que buscaba la presidencia con un amplio respaldo en las encuestas. Luego su candidatura comenzó a desinflarse y subieron otros dirigentes, como el excongresista de izquierda Yonhy Lescano.

Para marzo Castillo solo tenía un 3% de los votos, según un sondeo de Ipsos. Un mes después, el 4 de abril, duplicó su respaldo al 6%. Y si bien era el doble de votos, tampoco era gran cosa para un candidato a presidente.

Algunos comenzaban a recordar al sindicalista que lideró una masiva huelga docente en 2017 a nivel nacional. También se difundieron sus propuestas de gobierno, un programa que prometía un rol más determinante del Estado en la gestión de la economía, así como reformas institucionales. Aún faltaba la remontada, la aceleración final, el cambio de marcha que lo sacaría adelante.

Sus rivales, en todo caso, estaban igualmente en ayunas, con hambre de votos, los números por el suelo y la mirada desorbitada en las encuestas, a ver si los gráficos variaban, si las barras subían aunque fuera unas décimas, para distanciarse del compacto lote de seis o siete adversarios con idénticas opciones de triunfo. Los peruanos finalmente le dieron más del 19% de los votos. De nuevo, nada deslumbrante en circunstancias normales, pero más que suficiente para pasar.

El candidato presidencial de Perú Libre, Pedro Castillo
El candidato presidencial de Perú Libre, Pedro CastilloPOOL - Europa Press
Castillo disputará el ballottage con la poderosa Keiko Fujimori, que será su rival en junio y ya fue dos veces candidata. Keiko perdió esas dos veces por nada, por un margen mínimo, irrisorio y desesperante, aunque su partido pasó a ser la fuerza dominante en el Congreso.

“Han ganado dos candidatos que en medio de la fragmentación política tocaron fibras del mundo popular urbano y rural. Esta es la democracia, gana la mayoría. Y la mayoría son pobres en nuestros países de desigualdad”, dijo a LA NACION el analista político Carlos Meléndez, investigador de la Universidad Diego Portales de Chile.

Desde la derecha una y la izquierda el otro, los dos comparten actitudes sociales conservadoras. Castillo se opone al aborto, al matrimonio igualitario y a otras reivindicaciones de género que sí tenía otra candidata de izquierda, la progresista Verónika Mendoza.

La pregunta en el exterior, y entre las atónitas elites limeñas que no lo vieron venir, es quién es Pedro Castillo, y qué se trae bajo el ala de ese sombrero de paja con el que se pasea a caballo desde sus días de maestro rural, en la modesta región norteña de Cajamarca.

Su currículum registra una formación como maestro de primaria, y luego un bachillerato en Educación en la Universidad César Vallejo. También se graduó en la maestría de Psicología Educativa por esa misma casa de estudios.

Castillo era un desconocido en Lima, pero no en el Perú profundo. De ahí que venciera en las cinco regiones más pobres del país. Su notoriedad venía de una base sindical como dirigente del gremio del Magisterio, la agrupación radicalizada de docentes de escuela pública.

Castillo, tras votar el domingo pasado
Castillo, tras votar el domingo pasado- - ANDINA
“Pedro Castillo es un dirigente de los maestros a nivel nacional y eso implicaba tener una base social amplia. Recordemos que en cualquier rincón de la patria está un maestro, y por ende era la voz de Pedro la que iba creciendo”, dijo el vocero de Perú Libre a la cadena CNN. “Lo que nos sorprendía era que las encuestadoras no hayan sacado en un tiempo anterior cifras más altas”, añadió.

“Nunca más un pobre en un país rico”, fue uno de los lemas de campaña de Castillo, en alusión a la exitosa economía minera del país, que, pese al crecimiento sostenido de tres décadas consecutivas, mantuvo un altísimo índice de desigualdad social, sobre todo en las regiones andinas. “Cuando una persona nace en el pueblo, tiene que asumir lo que el pueblo manda”, dijo en otra declaración de campaña.

Su propuesta se basa en priorizar los sectores de salud, educación y agricultura, donde se deben realizar cambios para llevar al país del crecimiento al desarrollo. El meollo de su plan está en la nacionalización del gas y la renegociación de contratos, y en que las multinacionales inviertan parte de sus ganancias en el país.

Cualquiera sea el camino hacia una menor desigualdad, y las estrategias necesarias para revertir la penosa situación de millones de peruanos, llamó la atención su propuesta institucional. Como el llamado a una Asamblea Constitucional para reformar la Carta Magna de 1993, que promulgó el padre de su rival, Alberto Fujimori. Y eso en un país de por sí inestable que vio pasar cuatro presidentes en cinco años.

“La novedad no está en sus planteos económicos. Donde está la novedad es que en esta primera etapa dijo que va a cambiar las instituciones por una democracia directa, va a cambiar las instituciones tutelares, va a alterar el equilibrio de poderes”, dijo Meléndez.

“Está diciendo que los órganos de control como el Tribunal Constitucional van a ser elegidos popularmente. Tú comienzas por ahí y terminas haciendo lo de Evo Morales, que los jueces son elegidos por elección popular. Esa es la puerta abierta que veo hacia el autoritarismo”, añadió. También es cierto que en la primera vuelta cada cual habló para su tribuna, para su base electoral. Ahora deberá abrir el juego para alcanzar un electorado más amplio.



DiarioLibre.info en Facebook


DiarioLibre.info en Whatsapp
PUNTOS DE VISTA
23/02/2021
05/05/2021
MENDOZA: El JUEZ FEDERAL BENTO IMPUTADO CAUSA DE CORRUPCIÓN Y COIMAS ALLANAN ESTUDIOS DE 3 ABOGADOS
Esta mañana buscaron documentación y dinero en propiedades de los letrados Luciano Ortego, Martín Ríos y Matías Aramayo. La mujer de juez, también fue imputada.
Oscar Guillén
MIÉRCOLES, 5 DE MAYO DE 2021
La Justicia Federal acaba de abrir el juego de una causa que, hasta ahora, permanecía en secreto, en la que se investigarían “coimas y asociación ilícita” y que tendría como principal sospechoso al juez federal mendocino Walter Bento, junto con un abogado local.

De hecho, esta mañana se le notificó al juez Bento la imputación como jefe de una asociación ilícita y también se imputó al abogado Luciano Ortego. Además, se sumaron imputaciones a María Isabel Boiza (esposa de Bento) y a los abogados Martín Ríos y Matías Aramayo. La imputación para Bento es por seis hechos de cohecho pasivo, lavado de activos y enriquecimiento ilícito.


Como parte de la causa, el fiscal federal Dante Vega ha ordenado allanamientos masivos en casas y estudios de todos los implicados. Estas medidas se están ejecutando desde hoy temprano. En principio, habría algunos implicados en condición de aprehendidos.

Se trata de una causa que despierta gran interés, incluso en el ámbito político, teniendo en cuenta que es un año de elecciones y que Bento es el juez electoral de Mendoza.

Esta mañana, la Policía Federal allanó el estudio de Ortego en el barrio Bombal de Ciudad y también la casa de sus padres, en Chacras de Coria, Luján, en busca de documentación sobre el caso y de dinero en efectivo, ya que -según trascendió- se estarían manejando cifras millonarias.

También se allanó la oficina del juez Bento. /Orlando Pelichotti, Los Andes.
TAMBIÉN SE ALLANÓ LA OFICINA DEL JUEZ BENTO. /ORLANDO PELICHOTTI, LOS ANDES.JUEZ BENTO
Todo comenzó en marzo de 2020, cuando se detuvo al “narcofinancista” Walter Bardinella Donoso (40), un hombre que permanecía prófugo y era buscado por participar en el transporte de 400 kilos de marihuana. Al analizar su celular, se descubrió que Bardinella se comunicaba con el empresario Diego Aliaga (51), quien a su vez le decía que contactos en la Justicia Federal le podían otorgar la prisión domiciliaria a cambio de dinero.

Luego, en septiembre de 2020, explotó el “caso Aliaga”: este hombre, -un habitué de los cafés cercanos a Tribunales- terminó secuestrado, asesinado y enterrado en un campo inculto de Lavalle. Su socio, Diego Barrera (50), fue detenido junto a su mujer y sus hijastros. Barrera, expresó que tal vez Aliaga estaba desaparecido porque estaba en un “negocio turbio”: tenía contactos en los Tribunales Federales que le permitían conseguir beneficios a cambio de importantes sumas de dólares.

Hoy se allanó el estudio del abogado Luciano Ortego, en el barrio Bombal. / Orlando Pelichotti, Los Andes.
HOY SE ALLANÓ EL ESTUDIO DEL ABOGADO LUCIANO ORTEGO, EN EL BARRIO BOMBAL. / ORLANDO PELICHOTTI, LOS ANDES.JUEZ BENTO
Incluso, Barrera habría dicho que Aliaga y un abogado –sería Luciano Ortego- se contactaban con los abogados de los detenidos y les ofrecían estas ventajosas condiciones. Y si el defensor del detenido se negaba a participar del “negocio”, hablaban directamente con el implicado y lo instaban a abandonar a su defensor a cambio de que ellos mismos lo representaran.

Por estos dichos, el fiscal Vega hizo declarar a Barrera durante tres horas.

Todo este asunto llegó a oídos del juez Bento y se filtró a la prensa. Fue en ese momento que Bento contrató a Mariano Cúneo Libarona, quien intentó cuatro veces, durante los primeros meses de este año, hacerse con el expediente que investiga Vega y que tramita el juez de San Rafael Eduardo Puigdéndolas. En cuatro ocasiones se “rebotó” el pedido de este abogado, afirmando que Bento no estaba nombrado en la causa y muchos menos imputado. Pero ahora, el juez sí fue imputado.
04/05/2021
03/05/2021
Muy simbólica esta foto
30/04/2021
Telegrama de renuncia a su trabajo para poder cobrar planes sociales

Cotizaciones
Dolar Riesgo País Precio Del Vino
$5,32 1.000 $2,00
EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO
Difunta Correa - San Juan, Argentina
Copyright© 2005 - 2016 DIARIOLIBRE.info - Todos Los Derechos Reservados.