Argentina, San Juan, Miércoles 05 de Mayo de 2021
DE CÓMO MAGNETO (clarin) DOMESTICÓ A FONTEVECCHIA(perfil)






Aumentar Tamaño Texto
Disminuir Tamaño Texto
Enviar A Un Amigo
Recomendar DIARIOLIBRE.info
Imprimir
El primer diario Perfil de Jorge Fontevecchia, salió por primera vez el sábado 8 de mayo de 1998. Duró 84 días. Menos de tres meses. El viernes 31 de julio del mismo año, su dueño cambió la contratapa preparada, por el sonado título de cierre del diario: "Hasta pronto". Todos los empleados fueron sorprendidos leyendo el diario o alertados por algún llamado telefónico. Para todos los empelados fue una tragedia. Casi 300 famillias afectadas, entre ellas la mía. Roberto, mi marido, trabajaba de columnista de los domingos, en Perfil.



Clarín hundió a Perfil de un solo manotazo. Enterate cómo. Y no se puede creer que Fontevecchia ahora se una a la corte de Clarín y adhiera como un satélite más, de su órbita, a todos sus contenidos y presiones. O sí se puede creer, porque Fontevecchia ha sido domesticado por Magneto, con el método que sabe usar Magneto, su enorme poder puesto encima, como la pata de un elefante.



El diario



Fue un proyecto faraónico. Se tomaron 257 profesionales en relación de dependencia, 66 colaboradores permanentes, 25 colaboradores externos y 5 corresponsales en el exterior, algunos con sueldos de varios miles de dólares. Un editor ganaba 6 mil dólares. Se compró una máquina de impresión a color para todas las hojas del diario, una innovación absoluta. Esa máquina es una especie de mole enorme que ocupa un espacio gigantesco. El formato tabloide, la gráfica muy esmerada, las fotos de gran calidad y extendidas, cambiaban revolucionariamente los diarios blanco y negro como Clarín y La Nación.



Hubo una campaña publicitaria espectacular y muy agresiva, que apuntaba fundamentalemente contra el principal diario, Clarín. El lanzamiento publicitario fue el 23 de abril, dos semanas antes de salir el diario. Se presentaba el Manual de Estilo, se daba a conocer un Código de Ética y la novedosa figura del Ombudsman, el defensor de los lectores. El título del Código de Etica explicaba “Cómo leer el diario”. La idea publicitaria era tan brillante y provocadora como riesgosa. Cada publicidad era rubricada con una frase: “PERFIL, el nombre del diario”. El contenido de la publicidad era lo que sorprendía, por su audacia y agresividad. En un juego de contrastes, se planteaba un contrapunto en el tratamiento de la noticia. “Donde decía...”, empezaba la frase, para concluir: “debió decir...”.



La campaña se ocupó, entre otros, de Alfonsín (Donde decía “la casa está en orden” debió decir “el gobierno cedió ante las presiones”), Maradona (Donde decía “la mano de Dios” debió decir “tiro libre para los ingleses”), la Junta Militar (Donde decía Proceso de Reorganización Nacional debió decir Proceso de exterminio sistemático”), Neustadt (Donde decía “lo dejamos ahí”, debió decir “mejor no investiguemos nada”), Fidel Castro (Donde dice “líder revolucionario” debió decir “último dictador latinoamericano”) y hasta Susana Giménez, afectada por su divorcio de Huberto Roviralta que le costó una fortuna (Donde dice “¡Pobre Susana!” debe decir “todos somos iguales ante la ley”).



Hubo una segunda campaña publicitaria. No fue menos provocativa. “Hace 30 años, por pensar distinto lo despojaron del título”, decía, sobre un primer plano de Mohammad Alí. La misma apelación a la incomprensión de las mayorías por el papel de las vanguardias incluyó a Mariano Moreno, Einstein, Picasso, Freud, Piazzolla y hasta a Jesucristo. Hubo críticas, claro. Algunas de las más virulentas fueron publicadas por el mismo diario, una práctica absolutamente inédita en el periodismo argentino y que se repitió varias veces. Luis Majul, por ejemplo, a la semana de salir el diario lo acusó de “doble discurso” en una columna por el firmada. Lo que molestó a Majul fue una referencia a la guerra de Malvinas (Donde decía “seguimos ganando”, debía decir “estamos por rendirnos”) y, recordando que Tal Cual, una de las revistas editadas por Fontevecchia en 1982, apoyó abiertamente a la guerra, consideraba que el nuevo diario no podía “forjar su credibilidad” si “obviaba la autocrítica”.



Qué hizo Magneto



En medio de esa tormenta, Héctor Magneto, el CEO del grupo Clarín no demostraba ninguna preocupación por la inminente salida de un nuevo competidor. Eso, al menos públicamente. “No le temo a PERFIL, para nada. ¿Saben cuántos diarios han salido en los últimos 20 años en Buenos Aires? ¿Y cuántos han aparecido y desaparecido al poco tiempo?”, preguntaba a su vez con una sonrisa, firme en su papel de capitán del todopoderoso diario líder.



"Recuerdo que uno o dos días antes del lanzamiento varios conocidos que trabajaban en publicidad y a los que le había gustado mucho el diario me vienen y me comentan que no van a poder pautar, que alguna gente les advirtió que si lo hacían le iban a quitar los descuentos y los privilegios que tenían en Clarín y que obviamente no podían arriesgarse a eso. Se lo comento a Jorge, que había escuchado cosas similares y se resistía a creer que algo así pudiera pasar. Pero después de los avisos de compromiso del primer día, esos que saludan la salida de un nuevo medio, la publicidad, directamente... se esfumó”- dice Martiolo, director adjunto del diario.



El diario llegó a los kioscos el sábado y ya el lunes la publicidad brillaba por su ausencia. Entonces a alguien se le ocurrió una idea que pretendía cambiar esa historia. “Pensamos en colocar algunos avisos de clientes de Noticias en el diario, sin cargo, para que notaran que la publicidad tenía retorno, que les iba a rendir porque el producto era muy bueno y tenía el mismo target –cuenta Martolio–, pero Ernesto Secchi, el director Comercial de la editorial vino desesperado pidiéndonos que no lo hiciéramos, porque aún regalados los anunciantes tenían miedo de quedarse sin C l a r í n si salían en PERFIL, que si lo hacíamos ellos levantaban la pauta de la revista. Con Noticias no había drama: ahí el tema era el diario. El que estaba ahí... chau.



En la redacción se le encargó a una persona a leer absolutamente todo el diario, desde la tapa hasta la última página de los suplementos: tardó ocho horas y media. El diario tenía mucho texto, eso era indiscutible, pero la percepción de esa densidad tenía que ver con la ausencia de avisos en sus páginas. Esa es la opinión, por ejemplo, de Jorge Rebrej: “Con más avisos y menos contenido en cada página, hubiese sido visto como un diario más soft, seguramente. Pero a mí no me aburría. Había unas plumas fenomenales y además, uno podía leerlo en diez minutos, porque a pesar del gris del texto, el diario hablaba por sus fotos. Era un diario magnífico, un lujo”.



Preguntas a Fontevecchia domesticado.



—¿Cómo reaccionó “Clarín” frente a la salida del diario PERFIL?



—Reaccionó… no sé si la palabra es con agresividad, pero sí muy activo. Se lo tomó en serio. Lo consideró un desafío importante e hizo todo lo que hacen las empresas hegemónicas en esos casos. Pero no es culpa de Clarín que PERFIL haya fracasado en el ’98. Es culpa de PERFIL. Era esperable que Clarín reaccionara de esa manera Para ganarse su lugar, toda obra nueva tiene que superar la resistencia de las existentes. Y PERFIL no pudo porque, además de los embates de Clarín, que fundamentalmente fueron efectivos para hacerle vender menos avisos, vendía menos ejemplares y llegaba a menos lectores de los necesarios para subsistir.



—¿Pero fue la reacción de un competidor leal? No sé si estás en condiciones de contarlo, claro.



—Sí, no hay nada que no pueda contar. La verdad es que no tengo reproches porque Clarín es eso. Está en su naturaleza. No digo que no me haya sorprendido la contundencia de sus técnicas, pero esa reacción fue acorde a lo que es su natural estilo. Ahora, si la pregunta es si yo aplico ese método en las revistas de Editorial Perfil –que son líderes en su género– para dificultar el nacimiento de competidores, mi respuesta es no. Esas prácticas yo no las llevaría adelante.

Post Data:

1)Los testimonios y otros textos, han sido extraídos y/o resumidos de una publicación propia de la Editorial Perfil en la recordación del 10º aniversario del nacimiento del fallido diario.



2)Interesante nota en Página 12 de Miguel Bonasso sobre la publicidad de Perfil, y el perfil ideológico de su dueño.

por Eva Row



DiarioLibre.info en Facebook


DiarioLibre.info en Whatsapp
PUNTOS DE VISTA
23/02/2021
05/05/2021
MENDOZA: El JUEZ FEDERAL BENTO IMPUTADO CAUSA DE CORRUPCIÓN Y COIMAS ALLANAN ESTUDIOS DE 3 ABOGADOS
Esta mañana buscaron documentación y dinero en propiedades de los letrados Luciano Ortego, Martín Ríos y Matías Aramayo. La mujer de juez, también fue imputada.
Oscar Guillén
MIÉRCOLES, 5 DE MAYO DE 2021
La Justicia Federal acaba de abrir el juego de una causa que, hasta ahora, permanecía en secreto, en la que se investigarían “coimas y asociación ilícita” y que tendría como principal sospechoso al juez federal mendocino Walter Bento, junto con un abogado local.

De hecho, esta mañana se le notificó al juez Bento la imputación como jefe de una asociación ilícita y también se imputó al abogado Luciano Ortego. Además, se sumaron imputaciones a María Isabel Boiza (esposa de Bento) y a los abogados Martín Ríos y Matías Aramayo. La imputación para Bento es por seis hechos de cohecho pasivo, lavado de activos y enriquecimiento ilícito.


Como parte de la causa, el fiscal federal Dante Vega ha ordenado allanamientos masivos en casas y estudios de todos los implicados. Estas medidas se están ejecutando desde hoy temprano. En principio, habría algunos implicados en condición de aprehendidos.

Se trata de una causa que despierta gran interés, incluso en el ámbito político, teniendo en cuenta que es un año de elecciones y que Bento es el juez electoral de Mendoza.

Esta mañana, la Policía Federal allanó el estudio de Ortego en el barrio Bombal de Ciudad y también la casa de sus padres, en Chacras de Coria, Luján, en busca de documentación sobre el caso y de dinero en efectivo, ya que -según trascendió- se estarían manejando cifras millonarias.

También se allanó la oficina del juez Bento. /Orlando Pelichotti, Los Andes.
TAMBIÉN SE ALLANÓ LA OFICINA DEL JUEZ BENTO. /ORLANDO PELICHOTTI, LOS ANDES.JUEZ BENTO
Todo comenzó en marzo de 2020, cuando se detuvo al “narcofinancista” Walter Bardinella Donoso (40), un hombre que permanecía prófugo y era buscado por participar en el transporte de 400 kilos de marihuana. Al analizar su celular, se descubrió que Bardinella se comunicaba con el empresario Diego Aliaga (51), quien a su vez le decía que contactos en la Justicia Federal le podían otorgar la prisión domiciliaria a cambio de dinero.

Luego, en septiembre de 2020, explotó el “caso Aliaga”: este hombre, -un habitué de los cafés cercanos a Tribunales- terminó secuestrado, asesinado y enterrado en un campo inculto de Lavalle. Su socio, Diego Barrera (50), fue detenido junto a su mujer y sus hijastros. Barrera, expresó que tal vez Aliaga estaba desaparecido porque estaba en un “negocio turbio”: tenía contactos en los Tribunales Federales que le permitían conseguir beneficios a cambio de importantes sumas de dólares.

Hoy se allanó el estudio del abogado Luciano Ortego, en el barrio Bombal. / Orlando Pelichotti, Los Andes.
HOY SE ALLANÓ EL ESTUDIO DEL ABOGADO LUCIANO ORTEGO, EN EL BARRIO BOMBAL. / ORLANDO PELICHOTTI, LOS ANDES.JUEZ BENTO
Incluso, Barrera habría dicho que Aliaga y un abogado –sería Luciano Ortego- se contactaban con los abogados de los detenidos y les ofrecían estas ventajosas condiciones. Y si el defensor del detenido se negaba a participar del “negocio”, hablaban directamente con el implicado y lo instaban a abandonar a su defensor a cambio de que ellos mismos lo representaran.

Por estos dichos, el fiscal Vega hizo declarar a Barrera durante tres horas.

Todo este asunto llegó a oídos del juez Bento y se filtró a la prensa. Fue en ese momento que Bento contrató a Mariano Cúneo Libarona, quien intentó cuatro veces, durante los primeros meses de este año, hacerse con el expediente que investiga Vega y que tramita el juez de San Rafael Eduardo Puigdéndolas. En cuatro ocasiones se “rebotó” el pedido de este abogado, afirmando que Bento no estaba nombrado en la causa y muchos menos imputado. Pero ahora, el juez sí fue imputado.
04/05/2021
03/05/2021
Muy simbólica esta foto
30/04/2021
Telegrama de renuncia a su trabajo para poder cobrar planes sociales

Cotizaciones
Dolar Riesgo País Precio Del Vino
$5,32 1.000 $2,00
EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO
Difunta Correa - San Juan, Argentina
Copyright© 2005 - 2016 DIARIOLIBRE.info - Todos Los Derechos Reservados.