Argentina, San Juan, Domingo 23 de Enero de 2022
Chile, hora cero
La centro-izquierda chilena no perdió por sus errores. Fue derrotada en la primera vuelta por sus méritos.





Aumentar Tamaño Texto
Disminuir Tamaño Texto
Enviar A Un Amigo
Recomendar DIARIOLIBRE.info
Imprimir
El mismo aparato siniestro que lo hacía matar acabó matando al “Doctor Veneno”. En su laboratorio secreto, Gregory Mayranovski elaboraba las sustancias que eliminaron a las cientos de personas que señalaba Stalin. Desde intelectuales orgánicos como Máximo Gorki, que murió en 1936 por respirar sales de mercurio, a disidentes que fallecían de manera misteriosa por venenos que no dejaban rastros. Del mismo modo murió el propio Mayranovski cuando la siniestra NKVD decidió prescindir de sus servicios. El KGB heredó de su antecesora el virtuosismo químico para el asesinato, eliminando de ese modo a miles de disidentes como el escritor búlgaro Nicolai Markov, aguijoneado en el muslo por la punta envenenada de un paraguas en una calle londinense.

La dictadura de Pinochet tuvo su propio “doctor veneno” y le pagó con la misma moneda que usó el Kremlin para con el genio de los crímenes indetectables. “Hermes” era el nombre en clave que la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) le dio a Eugenio Berríos, el químico que produjo sarín, el gas sin color ni olor que inventaron los nazis para matar enemigos en pocos segundos.

Un frasco de Chanel Nº5 con sarín debía llegar a las manos de Orlando Letelier, finalmente asesinado con una bomba en el auto que utilizaba en Washington. Años después, el agente Hermes fue asesinado y enterrado boca abajo, como se sepultaba a los traidores en la Edad Media. Pero antes, había fabricado el veneno imperceptible que mató a Eduardo Frei Montalva, líder democristiano, ex presidente y padre del actual candidato oficialista.


La familia jamás creyó del todo la explicación de la clínica donde fue operado de una hernia el líder demócrata que en ese momento, mediados de 1982, articulaba un gran frente opositor contra el régimen militar. La sospecha destelló en la mirada fulminante que Eduardo Frei Ruiz-Tagle dedicó al general Pinochet, sin extenderle la mano, cuando el dictador irrumpió en la catedral de Santiago durante el funeral de su padre.


Hace varios años que la antigua sospecha se convirtió en certeza; sin embargo, el fallo judicial que determinó que el ex presidente Frei Montalva no murió por lo señalado en el certificado de defunción, sino envenenado con las sustancias letales que producía el químico de la DINA, recién salió seis días antes de la elección presidencial, dejando a Eduardo Frei en igualdad de condiciones con su competidor del mismo andarivel político, Marco Enríquez Ominami, hijo del líder del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) acribillado en lo que el régimen describió como un enfrentamiento. Y también de la presidenta Michelle Bachelet, hija del general que murió en una sala de torturas, por haberse opuesto al golpe de Estado contra Salvador Allende.


La confirmación del asesinato ocurrido hace 27 años debió actuar en contra del candidato de la alianza entre Renovación Nacional (RN) y la Unión Democrática Independiente (UDI), ya que esos dos partidos tienen un origen clara y abiertamente pinochetista. Sin embargo, como Sebastián Piñera jamás había proclamado públicamente ningún tipo de adhesión o identificación con Pinochet, sino que por el contrario se declaró opositor a la dictadura militar y a su jefe todopoderoso, el tardío y cronológicamente sugestivo fallo judicial no debilitó al candidato de la derecha. Posiblemente, incluso potenció su campaña en la recta final al generar la sensación de que la Justicia reflotó ese crimen de la dictadura justo en la antesala de las urnas, para ayudar al candidato oficialista. Aunque la pretendida ayuda terminó certificando su debilidad.

Winston Churchill perdió la elección de 1945 a pesar de haberles dado a los británicos nada menos que la victoria en la Segunda Guerra Mundial. ¿Por qué el laborista Clement Attlee, que no era precisamente deslumbrante, pudo vencer al gobierno tory que había derrotado a Hitler? Porque la prioridad del electorado fue la alternancia.

La guerra había terminado y la democracia necesitaba retomar su camino. Por eso, sin nada que reprocharle al gran piloto de tormentas, los votantes sacaron a Churchill del 10 de Downing Street.


No está claro quién será el próximo presidente chileno, pero el resultado de la primera vuelta tiene, entre sus razones, un componente similar al del pronunciamiento británico en la primera elección de la posguerra. Eso explica que el candidato opositor haya obtenido casi el 45 por ciento de los sufragios, en un país donde el 80 por ciento de los ciudadanos aprueba la gestión gubernamental del actual gobierno de centro-izquierda.

El rasgo principal de este proceso electoral es la inmensa paradoja de que pueda perder la presidencia una coalición política cuyos gobiernos han sido, en términos generales, decididamente exitosos. La centro-izquierda ha “despinochetizado” la sociedad chilena, al punto que hasta la derecha tuvo que “despinochetizarse” para poder competir por la Casa de la Moneda. Sebastián Piñera es, precisamente, la muestra más cabal del proceso para despegarse del ex dictador iniciado por Joaquín Lavín.

La derecha sólo pudo ser presidenciable ahora que postuló al multimillonario que votó por el “No” en el histórico referéndum que puso fin al régimen militar, y que además asume posturas liberales que escandalizan al conservadurismo más reaccionario, como el apoyo al matrimonio homosexual y a la píldora del día después. Por eso, de algún modo, hasta el triunfo de la derecha es un logro de la centro-izquierda.

Ricardo Lagos dejó la presidencia con niveles siderales de respaldo popular, y Bachelet superó esas marcas que parecían inalcanzables.

Los diarios hablan de “cariñocracia” porque, dicen, los chilenos están enamorados de su presidenta. ¿Cómo explicar entonces que sea la oposición y no el oficialismo la que se impuso por quince puntos de ventajas en la primera vuelta de los comicios?


Obviamente, además del factor alternancia, hubo errores de la coalición centro-izquierdista. Por caso, la equivocada mezquindad de evitar elecciones internas para elegir al candidato. Además, Frei no era el postulante más fuerte de la Concertación de Partidos por la Democracia. Y al competir por el voto centro-izquierdista, Enríquez Ominami usó el grueso de su artillería contra el dirigente democristiano y no contra el candidato de la oposición conservadora.

Posiblemente, también fue un error la decisión de que sea Eduardo Frei el primero en repetir una presidencia. Sucede que fue, de los cuatro presidentes de la Concertación, el que salió del gobierno con menor respaldo popular.

Más que por errores propios, la debilidad con que Frei terminó su presidencia se debió al impacto en la economía interna que tuvo la crisis asiática, de la que Chile recién pudo salir en el segundo tramo del gobierno de Ricardo Lagos, así como a la incómoda situación que le creó la detención de Pinochet en Londres. Sobre todo porque en las bases de la Concertación fue difícil digerir que el presidente comisionara a Miguel Insulza a defender a capa y espada el retorno del viejo dictador.

Como fuere, el gobierno de Frei Ruiz-Tagle en la segunda mitad de los '90 fue menos elogiable que el de su padre en la década del '60. Tampoco tiene la capacidad articuladora y el prestigio aglutinador de Frei Montalva, razón por la cual el régimen decidió eliminarlo con los imperceptibles métodos químicos de su Doctor Veneno.

Pero más allá de las opacidades de su candidato, si la centro-izquierda chilena perdió en la primera vuelta (y si finalmente fuera sacada del poder en el ballotage), más que por sus errores sería por sus aciertos. Principalmente, el mérito de haber “despinochetizado” el país consolidando la estabilidad política y económica. Si no lo hubiera logrado, Chile no estaría planteándose que veinte años es demasiado tiempo para que gobierne una sola fuerza política y que la democracia necesita de alternancia.

Lo mismo que se planteó el electorado británico en julio de 1945, cuando admirando su talla de estadista y agradeciéndole la misión cumplida, sacó del 10 de Downing Street nada menos que a Winston Churchill.Por Claudio Fantini
*Politólogo y analista internacional.



DiarioLibre.info en Facebook


DiarioLibre.info en Whatsapp
EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO
PUNTOS DE VISTA
20/01/2022
Aproem informó cuáles son los precios mínimos sugeridos para la venta de uva $40 para uva Criolla y $60 para la Malbec en 3 pagos mensuales
La Asociación de Productores del Oasis Este de Mendoza (Aproem) detalló que, según los estudios de costos realizados por el INTA Junín
La entidad difunde estos valores, que surgen de un estudio realizado por el INTA, y advierte que, por debajo, no se alcanzan a cubrir los costos

La Asociación de Productores del Oasis Este de Mendoza (Aproem) detalló que, según los estudios de costos realizados por el INTA Junín, el precio mínimo sugerido de venta de uva producida en la zona, al 30 de diciembre, es de $4 mil el quintal para la variedad criolla y $6 mil para la malbec, en 3 cuotas mensuales. “Sugerimos estos valores para que el productor sepa a qué precios vender y que si lo hace por debajo estará, una vez más perdiendo, dinero y por lo tanto descapitalizándose”, planteó su titular, Gabriela Lizana.
Imagen ilustrativa. Claudio Gutierrez / Los Andes
¿Adónde van los niños durante la cosecha? Esperan alejar a más de 3.000 de los riesgos del campo
Desde la entidad indicaron que, actualmente, por uva para elaborar un excelente vino genérico se está pagando $3 mil el quintal y por la malbec, $4.200. En este sentido, Lizana subrayó que tanto estos valores, como el del mosto y el vino blanco escurrido o de blancas, están muy por debajo de los sugeridos; es decir, no alcanzan a cubrir los costos de producción.
Asimismo, señaló que los insumos dolarizados han tenido aumentos muy por encima de los índices de inflación interanual. Y sumó que el mismo vino, según datos del Indec, tuvo un incremento del 117% en la góndola.

“Un año más que reclamamos por el descontrol en la distribución de la renta al interior de la cadena vitivinícola -algo que también se da en otras cadenas agroalimentarias del país- y que generan distorsiones que jamás resultan en beneficio del sector productivo”, planteó Lizana. Por este motivo, acotó, se están abandonando sistemáticamente los cultivos vitivinícolas en la zona Este, para comenzar a desarrollar otras actividades.
CIRUELA DE EXPORTACION
¿Se puede revertir la baja producción de ciruela en el corto plazo?
“El abuso normalizado en las relaciones comerciales y el descontrol en las cadenas de comercialización bloquean cualquier tipo de perspectiva seria de crecimiento para el sector productivo”, manifestó. Además, denunció que se utilizan a modo de paliativo herramientas como la diversificación, que consolida el negocio del mosto, con proveedores vitícolas obligados e entregar su producto al precio que los elaboradores decidan pagar.

Cosecha
Cosecha 2022: habrá mano de obra, pero crece el temor por los contagios
Ante este escenario, dudó que la merma productiva que se anticipa para este año, con respecto a la cosecha 2021 –debida a factores climáticos, falta de agua, recursos insuficientes- no significará una recomposición de los precios para el sector. “La pérdida de hectáreas, mano de obra y trabajo digno parece ser algo aceptado como parte de la normalidad. Triste final tendrán las economías regionales si esto continúa”, concluyó.
19/01/2022
Encuesta presidencial
18/01/2022
Click Para Ver Noticia Completa
17/01/2022
Hermogenes Ruiz antes de Ignacio de la Roza 10 arboles SECOS la Capital de TRANQUILIN Baistrochi
14/01/2022
Se le esta dando bien la alfalfa en 25 de Mayo y Santiago del estero a TRANQUILIN Baistrochi

Cotizaciones
Dolar Riesgo País Precio Del Vino
$5,32 1.000 $2,00
EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO
Difunta Correa - San Juan, Argentina
Copyright© 2005 - 2016 DIARIOLIBRE.info - Todos Los Derechos Reservados.