Argentina, San Juan, Jueves 29 de Septiembre de 2022
La película va mal y Massa no da el physique du rôle






Aumentar Tamaño Texto
Disminuir Tamaño Texto
Enviar A Un Amigo
Recomendar DIARIOLIBRE.info
Imprimir
Nunca se te ocurra hacer películas con niños ni con perros, ni con Charles Laughton”. Así despreciaba irónicamente un genio del cine a un genio de la actuación dramática. En aquel libro canónico que publicó François Truffaut –El cine según Hitchcock– sir Alfred sugiere que la actuación afectada y camaleónica de aquel soberbio intérprete teatral le había arruinado la filmación y más adelante que algo similar le había sucedido con Paul Newman, que en vez de entregarse a las reglas convencionales del Hollywood clásico –tenía celos de Marlon Brando– se plegaba a los “manierismos” emocionales y sobreactuaciones típicas del Actor’s Studio, lugar donde arruinó su carrera Marilyn Monroe. Es que Hitch había llegado a la conclusión de que cuando entramos en el cine y vemos en la pantalla las evoluciones de una verdadera estrella, aceptamos su nuevo papel, pero inconscientemente ya tenemos una opinión acerca de ella formada por sus anteriores películas, sus declaraciones a la prensa y los artículos que escribieron sobre su personalidad: ya se ha transformado en un arquetipo humano. James Stewart, como ahora Tom Hanks, es y será siempre el “hombre común de alma noble” –todas las navidades pasaban Qué bello es vivir en la televisión para ratificarlo–, y entonces Hitchcock partía de esa construcción previa para sus propósitos, que consistían no en modificar la imagen sino en mostrar sus pequeñas grietas oscuras o sus debilidades: pintaba sobre la pintura. Pero lo más curioso que le confiesa a Truffaut es que la mala elección de un actor protagónico podía arruinar un buen film. Eso le ocurrió especialmente en El proceso Paradine, cuando para el rol de un abogado –británico y sofisticado– le falló Lawrence Olivier y tuvo que conformarse con Gregory Peck, que no era una cosa ni la otra. La historia del cine moderno está llena de estas anécdotas, aunque siempre se comentan en voz baja: nadie quiere malquistarse con el star system, que detenta el verdadero poder en la industria. A Hitchcock, que estaba de vuelta de todo, eso ya le importaba un bledo. Un ejemplo claro –ahora un tiro para el lado de la escuela Strasberg– se ubica en los años 70, cuando la producción de El padrino intentó imponer a Robert Redford para el papel de Michael Corleone. ¿Esta elección no habría destrozado aquella obra maestra? Francis Ford Coppola tuvo que hacerse fuerte con un actor del teatro off: sin ese desconocido de origen italiano llamado Al Pacino tal vez todo se hubiera empequeñecido y malogrado. Esta referencia cinéfila no tiene más objeto que señalar algo: en la política, como en el cine, el casting puede ser la gloria o Devoto. Cristina Kirchner eligió a Boudou, a Kicillof y a Alberto, y toda la obra viró al género catástrofe. Fueron malas opciones de una directora caprichosa y omnipotente. Ahora elige, con el agua hasta el cuello, a Sergio Massa. Que en principio no da el physique du rôle.

Aunque habrá que ver no la foto sino la película completa, lo cierto es que hoy por hoy el Fouché del condado de Tigre no parece un hombre que vaya a sentarse sobre la caja y a resistir los cantos de sirena: quiere ser candidato a Presidente y tener contentos a los gobernadores, intendentes, sindicalistas y empresarios de precios regulados, y muy especialmente al casi intocado –por el ajuste– feudo bonaerense, donde piensa recluirse la arquitecta egipcia y su troupe en caso de precipitaciones intensas. Massa es un Menem menor sin un Cavallo fuerte que lo discipline, y es por eso que la primera indicación de la directora –narrada el lunes por Carlos Pagni– fue muy acertada: “Sergio, 95% de gestión y sólo 5% de campaña”. Pero es como pedirle a John Wayne que actúe de muchacho frágil y neurótico; para eso estaba Montgomery Clift. La representación es el hombre, y su destino está en su naturaleza. Massa no es un Churchill de la economía, sino un pícaro que no resiste la tentación de barrer una y otra vez para casa. Y que no puede tocar verdaderamente a la obesa e infinita corporación estatal que le da de comer y que deberá luego entronizarlo para que nada cambie



DiarioLibre.info en Facebook


DiarioLibre.info en Whatsapp
EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO
PUNTOS DE VISTA
28/09/2022
A 18 años de la desaparición forzada del Ing Raul Tellechea van a Juicio los imputados el 12 de Diciembre
En la acusación se sostuvo que los exdirectivos de la Mutual de la UNSJ (Luis Moyano, Miguel Del Castillo, Eduardo Oro y Luis Alonso) "decidieron secuestrar" al ingeniero, utilizando los servicios del expolicía Alberto "Lali" Flores, para evitar que los incriminara sobre irregularidades. Además, describió maniobras para desviar la investigación, en las que habrían incurrido el exjefe de Policía de la gobernación de Gioja Miguel González en el momento en que hicieron desaparecer a Raúl Tellechea.
28/09/2022
Acampe en la 9de Julio la obra cumbre del Kirchnerismo
26/09/2022
Sobre la culpabilidad o inocencia de CRISTINA
La gente cree que es inocente o culpable de corrupción con la obra pública? Gana "culpable". Y peor: el volumen de este grupo se fue agrandando con los años.
El 63% cree que es
"culpable", contra sólo un 18% que considera que "no es culpable" y el resto "no
sabe"
El 52% la veía "culpable" (11 puntos menos).
- El 33% respondía "no es culpable (15 puntos más).
- 14% contestaba "no sabe
24/09/2022
23/09/2022
Esta tarde, 19h en el Museo Franklin Rawson, presentamos el cortometraje “Digo el Mercedario” Alberto Sánchez Maratta conversará con Raphael Castoriano y Gustavo Travieso de la Galería Kreëmart, patrocinadores del proyecto. Los esperamos

Cotizaciones
Dolar Riesgo País Precio Del Vino
$5,32 1.000 $2,00
EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO
Difunta Correa - San Juan, Argentina
Copyright© 2005 - 2016 DIARIOLIBRE.info - Todos Los Derechos Reservados.