Argentina, San Juan, Jueves 29 de Octubre de 2020
Valle de la Luna - San Juan - Argentina
Cristina Kirchner coincide con el establishment: el gabinete de Alberto Fernández es mediocre






Aumentar Tamaño Texto
Disminuir Tamaño Texto
Enviar A Un Amigo
Recomendar DIARIOLIBRE.info
Imprimir
Cristina Kirchner coincide con el Alberto Fernández es mediocre
Por Nancy Pazos
El presidente Alberto Fernández y la vice Cristina Kirchner (EFE/ Juan Ignacio Roncoroni)
El presidente Alberto Fernández y la vice Cristina Kirchner (EFE/ Juan Ignacio Roncoroni)
Estuvieron quince días sin hablar. Ni en persona ni por teléfono. En el medio, pasaron cosas. Y el silencio acrecentó los malos entendidos. Pero como esos matrimonios de toda la vida en que ambos saben cómo desandar las broncas, de a poco la comunicación volvió a hacerse cotidiana. Para tranquilidad de los propios y desilusión de los ajenos, la dupla Fernández-Fernández volvió a convivir bajo el mismo techo tras la crisis de los siete meses...

Desde ya que las discusiones de fondo son políticas. Ella pretendería más celeridad en la gestión y no la satisface la explicación de la pandemia para entender el adormecimiento de determinadas áreas. Él está cansado de sentir que vive rindiendo explicaciones y dando examen. Y pretende, como buen varón, más aire.

A todo esto se suma la falta de fluidez en el trato cotidiano que en muchas ocasiones se reduce al WhatsApp. La inexistencia de una mesa política que represente a cada integrante de la alianza electoral —ahora del Gobierno— y dos personalidades difíciles por donde se las mire, que suelen desatar en la intimidad grandes bravuconadas de ambos lados.


Pero también la falta de tacto y caballerosidad de Alberto, quien, vaya a saber por qué razón de diván, es más propenso a estallar con las mujeres que con los hombres, como ya lo demostró en innumerables situaciones públicas con diversas periodistas.

Cristina rechazó cada una de las invitaciones a eventos públicos de la Presidencia a los que fue convocada desde que asumió. Una vez fue el propio Julio Vitobello el que la llamó personalmente para la reinauguración del Salón de la Mujer en la Casa de Gobierno. Al igual que cuando era primera dama en la Presidencia de Néstor Kirchner, Cristina elige hoy un sobreactuado ostracismo público.

Pero hubo una invitación que no le llegó nunca. Y desató bronca, frustración y dolor en ella: Cristina no fue convocada, ni oficial ni extraoficialmente, a la famosa puesta en escena de la unidad transversal del 9 de julio. Como el común de los mortales, la vicepresidenta se enteró del acto del Día de la Independencia en Olivos por televisión.

La responsable del yerro fue la Secretaría General de la Presidencia. Y la explicación que dieron dejó aún más al desnudo el grado de improvisación y de falta de lectura política del entorno presidencial: usaron el protocolo heredado del Gobierno de Macri para elegir a los que estarían presentes. Es decir, copiaron el listado de invitados del 9 de julio de 2019.

Ergo, ni CFK ni la CTA fueron de la partida. De hecho Alberto tuvo que disculparse telefónicamente con Hugo Yasky. Pero no tuvo el mismo gesto con Cristina. Como nunca asiste a ningún evento, el Presidente creyó erróneamente que no había necesidad de dar explicaciones.

(NdR: No se me ocurre mejor manera de ilustrar esta gafe que usar un emoji: el de la carita tapada. Ojalá los incorporen pronto en los textos porque son mucho más ilustrativos que mil palabras). ???????????

La reacción de Cristina no se hizo esperar. Tres días después, más exactamente el domingo pasado, lanzaba un misil en forma de tuit que abriría la Caja de Pandora de quienes —como ella— no se ven reflejados en el accionar del Gobierno. Hebe de Bonafini, Nora Cortiñas, Víctor Hugo Morales -y siguieron las firmas- se vieron habilitados a marcarle la cancha en público al Presidente.

Ni los carapantallas de Pepe Albistur con el “Fuerza Alberto”, ni el “hay que abrazar a Presidente” del ministro de Defensa y ex precandidato presidencial, Agustín Rossi, sirvieron para detener la andanada. Al contrario, dejaron una agria sospecha de “debilidad” presidencial.

Finalmente, al menos para la militancia, sirvió que fuera La Cámpora en voz del ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés “Cuervo” Larroque, quien saliera a encolumnarse, y encolumnar al resto, atrás del Presidente.

Y la paz se selló en lo formal con la cena de Alberto con Máximo Kirchner en Olivos el pasado jueves. En esa oportunidad, entre otras cosas, se empezó a desandar el camino de la discordia interna.

El episodio del 9 de julio y la posterior explicación de por qué no había sido invitada le sirvió a CFK para terminar de ser lapidaria con su análisis del Gobierno. La vicepresidenta coincide más de lo que ella misma imagina con la mirada del establishment local. Al igual que Héctor Magnetto y Paolo Rocca, que la UIA, que muchos banqueros, que la mayoría de los gobernadores y que la oposición política, Cristina está convencida de que al actual gabinete nacional le falta peso político y ejecutividad. “Son muy mediocres”, es la sentencia.

Y ya no lo oculta. Se lo dice a quien logre perforar la intimidad de su despacho o su casa, que son mucho más frecuentados por personas del poder de lo que se cuenta. El tema es que las diferencias de criterio o de fondo con el Presidente últimamente se saldan o se acrecientan a través de emisarios. Ahí radican gran parte de los conflictos. En los temas que Alberto y Cristina dejaron de hablar frente a frente. Cansados, posiblemente, de las diferencias.

Lejos de lo que se construye como el gran mito urbano de una vicepresidenta respirándole en la nuca al Presidente, CFK está afuera de decisiones estratégicas. O se entera de ellas minutos antes que acontezcan.

Y lejos de ser una muestra de determinación presidencial, parecería casi un rapto adolescente. “En los hechos es la accionista mayoritaria porque fue quien puso la mayor cantidad de votos, y no tiene lugar en el directorio porque el CEO ni la consulta”, resumió esta semana alguien que conoce a ambos por igual y que fue parte de la mesa de armado preelectoral de la que se desprendió la formula ganadora.

Sin embargo, CFK, como buena estratega, hay un tema sobre el cual mantiene absoluto silencio: la renegociación de la deuda externa. En eso Alberto tiene toda la confianza y el campo disponible. Porque fue justamente en lo que pensó Cristina el día que lo eligió a Alberto como candidato a presidente.

“Yo puedo llegar con los votos pero no seamos ingenuos, no me van a dejar gobernar. Son capaces de todo, hasta de hacerme lo que le hicieron a Lula”, decía entonces CFK ante sus íntimos.

Hoy sigue pensando lo mismo. Y no está arrepentida de su elección, pero sí ansiosa de pasar al siguiente estadío. Alberto lo sabe. Hace varios días que está esperando poder coronar la renegociación de la deuda externa con un llamado telefónico con Donald Trump que se demora más de lo conveniente.

Mientras tanto, el Presidente repele la posibilidad de cambios en su gabinete. Cree que generar movidas de nombres generaría inestabilidad. Y resiste. Quizás sin darse cuenta imita el accionar de su antecesor. Alberto Fernández no solo copió la lista de invitados de Macri al 9 de julio, sino también el sistema de selección de sus colaboradores más inmediatos.

Salvando las distancias ideológicas y de formación académica, Fernández, al igual que Macri, eligió a un jefe de Gabinete en la modalidad discípulo alter ego. Santiago Cafiero, tal como Marcos Peña en tiempos de Macri, admira a su jefe político y cuenta con toda su confianza. Pero con una diferencia sustancial: Marcos llegó al mismo despacho que Santiago después de ocho años de gestión conjunta con Mauricio. Cafiero apenas hace dos años que camina junto a Alberto y con poca experiencia administrativa. Y menos en común.

El jefe de Gabinete Santiago Cafiero (COMUNICACIÓN SENADO.)
El jefe de Gabinete Santiago Cafiero (COMUNICACIÓN SENADO.)
Elegir a un jefe de Gabinete tan cercano es un equívoco. Macri no lo pudo cambiar nunca y prefirió sostenerlo hasta la derrota. Alberto toma como una falta de respeto a su persona que cuestionen a Santiago.

Pero igual el sistema es caníbal y horada de a poco el poder del jefe de Gabinete. Ya son muchos los gobernadores que evitan su interlocución. Y lo peor es que para evitar rispideces internas el propio “Wado” De Pedro, ministro del Interior, parece últimamente correrse del lugar más político que tanto lo había hecho lucir en el inicio de la gestión. ¿Celos de principiantes?

Sea por lo que sea que un ministro se repliegue, delata desmadejo de su jefe inmediato. Se supone que los jefes (de Gabinete y de los otros) están para sacar lo mejor de cada uno de sus subordinados. Pero en política el respeto no está dado por la jerarquía protocolar sino por trayectoria o por carácter. Algo que le estaría faltando al seductor Cafiero, del que todos hablan bien pero al que, salvo el Presidente y su entorno, pocos le ven “uña de guitarrero”.


Martín Guzmán no solo debutó en su raid mediático esta semana sino también en ámbitos deportivos. Aún no se calzó los cortos, pero ya es miembro activo de La Logia Gimnasista, un grupo de Whatsapp de triperos entre cuyos miembros se destaca también el ex presidente del Banco Central macrista, Federico Sturzenegger. Un reducto sólo para fanáticos donde se viralizan memes contra los pincharratas y críticas a la actual gestión del club. Como rito iniciático, le exigieron a Guzmán hablar en público sobre su pasión por Gimnasia. Guzmán pasó la prueba en el programa de Marcelo Bonelli el último miércoles.

Bonus Track 2

Play




Alberto Fernández y el rol del director de orquesta
Dicen que el inconsciente siempre aflora. Cuando el viernes le preguntaron a Alberto Fernández por las criticas internas a su espíritu amplio y dialoguista, el Presidente se comparó con un director de orquesta. Y cuando eligió enumerar los distintos músicos con los que tenía que interlocutar para que la orquesta a pleno sonara bien ejemplificó sin ponerse colorado: “No se le puede pedir al director de orquesta que deje de dialogar con el Clarinete…” .



DiarioLibre.info en Facebook


DiarioLibre.info en Whatsapp
PUNTOS DE VISTA
29/10/2020
LA VIA CHILENA Y EL CORONAVIRUS A SUS ANCHAS - Por Dr Marcelo Arancibia
Decía Montesquieu que si uno acerca el oído a un país y no oye nada, puede estar seguro de que es una dictadura, pero si uno se acerca y escucha gritos, insultos y polémicas, es una democracia".
Si acercamos nuestros oídos al pueblo de San Juan ¿escuchamos algo?
Desde la implosión del sistema de partidos políticos lo que impera en la Provincia es la unanimidad. Una unanimidad avalada socialmente con el voto popular rayano al 90% de los electores desde el 2005 al 2019 inclusive (me refiero a la política provincial, no a la nacional).
Ahora bien, en una democracia donde hay unanimidad es para desconfiar, y sospechar de su sistema político institucional (ausencia de división de poderes, de pesos y contra pesos de sus Órganos de Gobierno, de la existencia de una prensa libre y de un sistema de partidos políticos fuertes dispuestos a pelear por la alternancia en el Poder).
Para comprender la consolidada unanimidad de la Democracia sanjuanina debiéramos tener presente las memorias del pintor expresionista alemán George Grosz, que unos meses antes de la toma del poder en Alemania por parte de Hitler, había advertido que su kiosquero habitual ya no llevaba en la solapa una insignia con la hoz y el martillo, sino una pequeña esvástica.
¿Qué fue lo que ha construido tal unanimidad en San Juan? ¿Qué ha hecho que personas que han sido gorilas por convicción y alcurnia hoy se sometan a la unanimidad? Desde el 2003, poco a poco, una mayoría abrumadora de ciudadanos vienen votando por un modelo que no es ideológico y que hace aguas por su ineficacia, multiplicación de pobres, desprecio a valores democráticos y republicanos. Es un modelo práctico, de subsistencia: El Estado pagador en tiempo y forma de sus obligaciones para con empleados públicos y proveedores (que a su vez derraman sobre el sector privado) Un modelo donde el Estado es el razón de la economía provincial.
Fuera de ese "consenso" en San Juan casi que no hay otro debate ¿O acaso representados y representantes debaten sobre justicia, educación, salud, seguridad, ambiente, vivienda, trabajo, inserción de las empresas privadas en el mundo, ciencia y, por sobre todo, si nuestra Constitución contiene al Poder y garantiza la democracia, la ampliación de derecho y la distribución de oportunidades y riquezas?
Si ponemos el oído en el pueblo Chileno escuchamos reclamos, peticiones y debates que nos permiten afirmar que en Chile la Democracia está más viva que nunca, y que los hermanos trasandinos se disponen a crear un nuevo País a partir de la sanción de una nueva Constitución, donde el propio ciudadano ha decidido excluir al establishment político partidario de la futura convención constituyente.
¿Hay algún punto de contacto entre el griterío democrático de los chilenos y el movimiento de los autoconvocados sanjuaninos? Por empezar los une el descontento por una democracia excluyente, donde el esfuerzo personal no es compensado con oportunidades y herramientas para el progreso. Mientras que la diferencia estriba en que los chilenos ya se dieron cuenta que su País es para unos pocos, por lo que han decidido cambiar la realidad; los sanjuaninos aún no.
En San Juan aún no se advierte plenamente, en los sectores populares e incluso medios y medios altos, que nuestro Estado es incapaz de proporcionar (una moneda, una ética, etc.) a su población de una Institucionalidad eficaz y confiable para la prestación básica de Justicia, Educación y Seguridad. Estado que es solo proporcionado por un Estado de Derecho, precisamente lo que en treinta y siete años de democracia hemos sido incapaces, colectiva y generacionalmente (con distintos niveles de responsabilidad) de consensuar.
Según el economista Claudio Zuchovisky solo el 17% de la población con empleado formal y en blanco cobra un salario superior a los sesenta mil pesos por mes, y que el 83% de las fortunas en la Argentina es de origen hereditario. Sumemos más datos económicos y sociales. En menos de un año se han perdido 3,7 millones de empleos, la desocupación orilla el 15%, la pobreza alcanzó el 41% y casi 2 de cada tres pibes son pobres; la conectividad en San Juan es solo del 32%, la brecha cambiaria llega al 150% y se avecina una catastrófica mega devaluación ¿Que mas necesitamos los sanjuaninos? para cambiar y hacer caso a Mariano Moreno cuando decía:
"Si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que vale, lo que puede y lo que se le debe, nuevas ilusiones sucederán a las antiguas, y después de vacilar algún tiempo entre mil incertidumbres, será tal vez nuestra suerte mudar de tiranos sin destruir la tiranía".

CORONAVIRUS:
El Gobernador Uñac se creyó el relato que San Juan, por gracia y obra de su gobierno, era una burbuja sanitaria donde no iba a circular el coronavirus.
El virus ya está entre nosotros. Su primera víctima fue el relato del Acuerdo San Juan. Se perdieron 6 meses debatiendo la post pandemia, cuando el debate y la gestión del Gobierno pasaban por ampliar los recursos humanos y la infraestructura sanitaria para enfrentar en mejores condiciones una de las peores pandemias sufridas por la humanidad. Tal inacción es agravada por 17 años perdidos sin construir un Estado capaz de brindar los servicios básicos de salud, educación y seguridad de excelencia, con o sin contingencias de la naturaleza.
La decisión política de Uñac, de no volver a la Fase 1, refrendada a pesar del crecimiento exponencial de la cantidad de contagiados, es toda una decisión y una definición política del Gobernador, cuyo resultado se verá al final del camino. Final de la pandemia que vendrá de la mano de una vacuna creada en un "País Sarmientino" (del primer mundo) o de la inmunidad del rebaño en una provincia sanitaria y nutricionalmente del tercer mundo.
Es también una definición política, porque después de la última cuarentena en fase 1, el Gobernador delegó la responsabilidad del no contagio a los ciudadanos (sin dar garantía sobre la eficiencia y eficacia del sistema público de sanidad) y se apartó del apotegma Albertista de priorizar la vida por sobre la economía ante la pandemia. Es en lo político donde define su suerte Uñac y su Gobierno en las elecciones del 2021.
El coronavirus está poniendo a prueba el sistema sanitario de la Provincia. También las decisiones políticas del Gobierno Provincial. Según los infectólogos por cada muerto de COVID 19 hay que contabilizar unos 1000 contagiados sintomáticos o asintomáticos. Si tomamos el último parte de muertes por coronavirus en la Provincia, es de estimar que hay unos 96.000 contagiados en San Juan. El crecimiento exponencial del virus es ya imparable.
También ha quedado claro que el sistema público tiene 42 camas Covid, y su capacidad de ampliación es muy limitada por falta de recursos humanos (médicos terapistas, por ejemplo) Como limitada la capacidad del laboratorio que analiza el resultado de los test e hisopados, circunstancia que dificulta una planificación epidemiológica para proteger a la población.
En su "partido" contra el coronavirus el Gobierno juega sin poder manipular con la propaganda oficialista. Ya no puede alentar malvineramente "que estamos ganando y que seguimos ganando". El tema es que el resultado de ese partido lo sufrimos todos, de allí la importancia que el Gobierno aclare ¿por qué deriva pacientes con coronavirus que terminan falleciendo en los centros periféricos de salud (Albardón, Caucete, Pocito, Sarmiento) que no se cuentan con respiradores artificiales? De ser cierta esta información, ¿quien se hace cargo?

Marcelo Arancibia
28/10/2020
La carta completa:
Carta abierta dirigida al Sr. Juan Grabois.
(Y seguidores)

Estimado:

Desde el sur de la provincia de Mendoza me complace informarle que hay decenas de agricultores dispuestos a ofrecerles al “proyecto Artigas” o cualquiera de los movimientos de agricultores usurpadores que usted dirige, la posibilidad de acceder a cientos de hectáreas, en forma de arrendamiento, a cambio de solo el 20% de la rentabilidad neta de sus futuras producciones.

Consideraciones para que sus revolucionarios agro-ecologistas tengan en cuenta a la hora de analizar el ante-proyecto:

Hay que pagar el derecho de riego, en promedio, deberían pagar por 3 has para regar 1. ( ojo al piojo) Si no pagas te cortan el servicio. No es nada barato.
Lo que planten hoy, lo van a empezar a cosechar dentro de 4 o 5 años. (Más o menos).
En primavera las heladas pueden alcanzar los 8 o 9 grados bajo 0, y perder todo el año de laburo.
En verano hay tormentas, a veces fuertes, el granizo y el viento se pueden llevar toda la cosecha en minutos.
Generalmente la producción no tiene precio hasta el día de la cosecha, en algunos casos hasta un par de meses después de entregado el producto. No gastaré líneas en explicar las variables.
Todos los insumos necesarios se ajustan al dólar blue, y los productos de la finca tienen el precio en pesos Argentinos. (Estamos cerca de Chile, pero no tenemos la suerte de tener esa moneda estable, el peso Chileno).
En las pocas ocasiones que la cosecha viene buena, no se consigue mano de obra porque los muchachos no quieren perder el plan, así que la fruta se pudre en el árbol.
Hace 140 años que hacemos obras hidráulicas para sostener el oasis, con recursos de los regantes. Después de 15 años que la crisis hídrica nos golpea cada vez peor, seguimos aguantando, pero tal vez, por un fallo de la Corte Suprema de la Nación, tengamos que darle el 25% de cauce del Rio Atuel, a nuestros vecinos del oeste Pampeano que quieren regar los tamarindos y darle agua a las chivas. ( en esa no te enojes Juan, el presi banca a La Pampa).
No los quiero asustar, son cosas comunes que le pasan al productor, no deberían abandonar su afán de evolucionar a una agricultura sustentable, por estas pavaditas.

Los esperamos a todos, informo que las labores se hacen en invierno para comenzar el ciclo en primavera, así que traigan abrigo.

A los primero 10 en llegar los esperamos con un varietal del Jorge Rubio y un Zummy en la terminal. No hay necesidad de delinquir, si hay algo que le sobra a la Argentina es tierra. Siempre se logra un buen arreglo cuando hay ganas de trabajar y producir.

Buen año y Feliz cosecha compañeros!!

Abrazo Grande!

Luis Andrés Vavrik
26/10/2020
CHILE 79% a favor de la reforma de la Constitucion de La dictadura de Pinochet
26/10/2020
Escombrera Pelambres Por Dr Diego Segui
23/10/2020
Imagen de Politicos en el gran Buenos Aires

Cotizaciones
Dolar Riesgo País Precio Del Vino
$5,32 1.000 $2,00
EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO
Difunta Correa - San Juan, Argentina
Copyright© 2005 - 2016 DIARIOLIBRE.info - Todos Los Derechos Reservados.