Argentina, San Juan, Martes 11 de Agosto de 2020
Valle de la Luna - San Juan - Argentina
Fernandez acorralado por Cristina, Brillante estrategia para ganar, son un desastre para gobernar

El dato informa como pocos la pesada semana que pasó Fernández, la peor en la convivencia con Cristina desde diciembre. Un día antes a Cristina le había bastado con un tuit para cuestionarle su intento de acercarse a los empresarios. Elogió y recomendó una nota de Página/12 que tachaba de inútil y contraproducente esa iniciativa. Cristina tiene varias Bonafinis. Hebe, la primera, usó la vía epistolar, léase una carta, para criticarle al Presidente que esa reunión con las cámaras empresarias más importantes significó mezclarse con “muchos de los que secuestraron a nuestros hijos e hijas”. Conclusión: con Fernández “nos vamos a pique”. La abogada Graciana Peñafort del Senado, especie de bonafini jurídica de Cristina, hizo una rara reivindicación de los montoneros con un confuso uso del plural: “...conste que no tuvimos miedo de discutirle al mismo Perón e irnos de la Plaza”. Perón echó a los montoneros en 1974. Si estuvo ahí, Peñafort oculta su edad o la disimula muy bien. Salieron también De Vido y Grabois y hasta un ministro puesto por Cristina, Agustín Rossi, que pidió bancar a Fernández




Aumentar Tamaño Texto
Disminuir Tamaño Texto
Enviar A Un Amigo
Recomendar DIARIOLIBRE.info
Imprimir
RICARDO ROA
Fernández acorralado por Cristina

La vice le marcó la cancha con empresarios y la oposición. A Cristina le sobran voceros ruidosos. A Fernández le faltan.
Era de ver cómo Alberto Fernández le hablaba a la oposición en Olivos diciéndole lo que Máximo Kirchner, presente en el encuentro, quería escuchar. Los había invitado para dialogar y lo que hizo fue pasarles facturas. ¿Qué había pasado? Que Máximo había hablado primero y dijo: “Nosotros sí queremos el diálogo. El Gobierno anterior no nos llamó nunca”. El presidente terminó teniendo que hablarle al hijo de Cristina más que al resto.

El dato informa como pocos la pesada semana que pasó Fernández, la peor en la convivencia con Cristina desde diciembre. Un día antes a Cristina le había bastado con un tuit para cuestionarle su intento de acercarse a los empresarios. Elogió y recomendó una nota de Página/12 que tachaba de inútil y contraproducente esa iniciativa. Cristina tiene varias Bonafinis. Hebe, la primera, usó la vía epistolar, léase una carta, para criticarle al Presidente que esa reunión con las cámaras empresarias más importantes significó mezclarse con “muchos de los que secuestraron a nuestros hijos e hijas”. Conclusión: con Fernández “nos vamos a pique”.

La abogada Graciana Peñafort del Senado, especie de bonafini jurídica de Cristina, hizo una rara reivindicación de los montoneros con un confuso uso del plural: “...conste que no tuvimos miedo de discutirle al mismo Perón e irnos de la Plaza”. Perón echó a los montoneros en 1974. Si estuvo ahí, Peñafort oculta su edad o la disimula muy bien.

Salieron también De Vido y Grabois y hasta un ministro puesto por Cristina, Agustín Rossi, que pidió bancar a Fernández y lo que consiguió fue mutis por el foro. A Cristina le sobran voceros ruidosos y a Fernández le faltan. Debió hablarle en persona al bonafini periodístico Víctor Hugo Morales que había calificado de vergüenza el giro sobre la dictadura de Maduro. Fue porque el gobierno apoyó un nuevo y estremecedor informe de Bachelet sobre muertos y torturados en Venezuela, que parte del progresismo prefiere poner bajo la alfombra. En diciembre, Fernández no acompañó una denuncia similar. El cambio fue un guiño a Estados Unidos y un gesto de racionalidad en la política exterior.

El Presidente cambió de postura pero en sentido contrario con respecto al acuerdo con Irán. Había dicho que “el memorando (de Cristina) sólo buscó encubrir a los acusados” por el atentado a la AMIA, que lleva un cuarto de siglo impune. Ahora dice lo que dice Cristina: que fue para que los acusados iraníes pudieran ser interrogados por la justicia argentina. ¿Qué quiere decir ahora que antes no había dicho?: si alguien se equivocó, fue él y no la ex presidente, ahora vice.

La pregunta que todo el mundo se hace es si lo que acaba de ocurrir entre Fernández y Cristina es pasajero o habrá que acostumbrarse a eso como quien se acostumbra a convivir con el virus. Parece claro que Cristina puede aflojar pero no dejará de ser Cristina. “Si alguien quiere que deje de dialogar, no lo va a lograr”, dijo ayer Fernández como quien saca pecho. Pregunta: ¿A quién le habló? ¿A Cristina, a Bonafini, a Víctor Hugo? ¿O a quienes le piden que tome distancia de ellos?

Era de ver cómo Alberto Fernández le hablaba a la oposición en Olivos diciéndole lo que Máximo Kirchner, presente en el encuentro, quería escuchar. Los había invitado para dialogar y lo que hizo fue pasarles facturas. ¿Qué había pasado? Que Máximo había hablado primero y dijo: “Nosotros sí queremos el diálogo. El Gobierno anterior no nos llamó nunca”. El presidente terminó teniendo que hablarle al hijo de Cristina más que al resto.



DiarioLibre.info en Facebook


DiarioLibre.info en Whatsapp
PUNTOS DE VISTA
11/08/2020
Aumetan los despachos de vino y mosto, lo único que no aumenta es el precio a los Viñateros y Bodegueros trasladistas
10/08/2020
Deuda externa desde 1976 hasta 2020
06/08/2020
Proyectan un edificio de 6 pisos en Hermogenes Ruiz esquina Ignacio de la Roza en el Barrio Del Bono
LOS VECINOS ALERTAN A PLANEAMIENTO POR NOTA PARA EVITAR SE VIOLEN NORMAS EXISTENTES
03/08/2020
La Cuarentena desde diferentes puntos de vista
06/08/2020
Esta excelente caricatura muestra en 2011 a roberto basualdo senador suplente que hizo renunciar al titular para ser senador y a este gioja lo nombró camarista. ¡la mayor atorranteada politica de la historia de san juan!!

Cotizaciones
Dolar Riesgo País Precio Del Vino
$5,32 1.000 $2,00
EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO
Difunta Correa - San Juan, Argentina
Copyright© 2005 - 2016 DIARIOLIBRE.info - Todos Los Derechos Reservados.