Argentina, San Juan, Jueves 09 de Julio de 2020
Valle de la Luna - San Juan - Argentina
Maximo Kichner atraviesa la grieta y construye poder para ser presidente en 2023






Aumentar Tamaño Texto
Disminuir Tamaño Texto
Enviar A Un Amigo
Recomendar DIARIOLIBRE.info
Imprimir
Máximo Kirchner atraviesa la grieta y construye poder

El hijo de Cristina habla con la oposición, con empresarios y jura que es partidario de evitar el default.

El dirigente de La Cámpora toma un whisky en el bar de un hotel elegante de Buenos Aires. Y explica el proyecto sin pestañear. “Desde hace cuatro años empezamos a trabajar para la candidatura Máximo 2023. Lo del año pasado fue un regalo porque jamás pensamos que Macri iba a perder la reelección, pero bueno…, acá estamos con Alberto? y desde entonces seguimos en la misma”.

Máximo es Kirchner y 2023 era el año en el que sus aliados pensaban disputar la presidencia. Así no más. Sin prejuicios y sin sonrojarse. Luego vinieron la debacle de Macri, la jugada de Cristina? y la sorpresa de Alberto presidente. El hijo de Néstor encabezó la estratégica lista de diputados bonaerenses y comenzó de inmediato a consolidar espacios de poder. Su base de operaciones es el Congreso, donde su madre es la jefa del Senado. Pero va extendiendo su influencia a la relación con ciertos gobernadores, con intendentes bonaerenses y, vaya novedad, con empresarios y banqueros que jamás le hubieran prestado atención hasta hace muy poco. Ahora le piden audiencias y lo escuchan.

Está pendiente de los detalles de la negociación con los bonistas por la deuda. Consultó personalmente a dos de los empresarios que están apoyando con gestiones alternativas a la complicada misión de Martín Guzmán para evitar la reedición del infierno argentino conocido como default. Se trata del ejecutivo petrolero Miguel Galuccio y del financista internacional David Martínez. Con los dos habló Máximo e intercambió ideas sobre el escenario económico que podría enfrentar la Argentina si, en los próximos diez días, no se reemplaza con un acuerdo de última hora la cesación de pagos que comenzó a estar vigente esta misma semana.

El vínculo de Galuccio con el kirchnerismo no es nuevo. Fue el CEO que eligieron para modernizar YPF en 2012 y es quién viajó a Cuba para conocer de primera mano los planes de la Vicepresidenta apenas el Frente de Todos venció en las PASO del año pasado y se preparó para desembarcar en el poder. Máximo Kirchner lo frecuenta ahora, sobre todo desde que nombraron al frente de la petrolera nacional al ejecutivo Sergio Affronti. “Yo no quiero ir al default; los Kirchner siempre fuimos pagadores”, es la frase que repite el diputado en sus reuniones. En pocos días, se sabrá si es cierto.

Con una inversión anual de 2.200 millones de dólares, 72.000 empleados y la apuesta estratégica de Vaca Muerta, YPF es la joya estatal más reciente sobre la que el kirchnerismo puso sus ojos. La llegada de Affronti desplazó del centro de la escena al economista Guillermo Nielsen?, quien había arribado a la presidencia de la compañía por decisión de Alberto Fernández, guiño de Sergio Massa y acuerdo de Cristina Kirchner. Mucho de lo que ocurre ahora en materia energética pasa por la auditoría política de Máximo y de sus colaboradores.

Desde el comienzo mismo del gobierno peronista, Máximo había logrado ubicar a una dirigente de su confianza, Luana Volnovich, en el PAMI. Otro baluarte del estado con cinco millones de afiliados. Y la salida de Alejandro Vanoli le abrió las puertas de la Anses, con sus dos billones de presupuesto, sus 300 sucursales, 13.000 agentes en todo el país y los 18 millones de beneficiarios que la convirtieron en el sostén económico del país en pandemia. Allí está ahora Fernanda Raverta, quien comenzó a hacer política en La Cámpora y que comparte proyectos y expectativas con el hijo de los Kirchner.

Mientras Cristina intenta ocupar espacios de poder que la ayuden a despejar su horizonte judicial, plagado todavía de causas por corrupción durante su mandato presidencial, Máximo parece menos preocupado por ese flanco y más concentrado en consolidar su proyecto político personal. De todos modos, los intereses de madre e hijo coinciden en algunas miradas corrosivas sobre los integrantes del Gobierno de Alberto. Desconfían de la habilidad de Santiago Cafiero para ejercer la Jefatura de Gabinete; no tienen pruritos a la hora de desafiar las decisiones de Marcela Losardo en Justicia y tienen aliados importantes debajo de Daniel Arroyo en Desarrollo Social. El ascenso de Raverta a la Anses les permitió, incluso, ubicar en el ministerio de Desarrollo Social bonaerense a Andrés “El Cuervo” Larroque. Es hoy el jefe de La Cámpora y tiene la misión de controlar el trabajo de acción social mucho más allá de su área de influencia.

Los años le otorgaron a Máximo Kirchner más templanza y un diálogo con dirigentes de la oposición que antes se le volvía imposible. Cambia llamados y mensajes de whatsapp permanentes con Cristián Ritondo y suele sorprender cuando se cruza hasta el despacho del jefe del bloque de Juntos por el Cambio, el radical Mario Negri?. Los dilemas del coronavirus lo obligaron también a frecuentar a los integrantes del gobierno porteño. Se siente más cómodo hablando con Diego Santilli pero mantuvo algunos diálogos con Horacio Rodríguez Larreta. No era tan sofocante la novedad de atravesar la grieta.

La lógica familiar hace que su intercambio más frecuente sea con Cristina. Pero sus días se llenan de reuniones y de llamados con Axel Kicillof, con Sergio Massa y, por supuesto, con el Presidente. Nigromante obligado del equilibrio, Alberto Fernández habla siempre con afecto de Máximo. “Hablo mucho con él; es un chico maravilloso y no es el vago de la play que quisieron inventar”, le explicó a la periodista Viviana Canosa, en una de sus primeras entrevistas como Jefe de Estado. “Ojalá sea el futuro presidente”, respondió cuando le preguntaron por esa hipótesis del kirchnerismo. Nunca dijo de qué año hablaba.

El virus y la eternidad de la cuarentena han congelado los proyectos electorales en el refugio de la intimidad. Los oficialistas y los de la oposición. Todo el universo político palpita que, si Alberto sale con heridas menores de la pandemia, tendrá el legítimo derecho a soñar con seguir en el poder. Del mismo modo que el kirchnerismo trabaja para ungir algún día al heredero de Néstor y Cristina Kirchner. Son fantasías que pueden terminar en colisión. Mientras el país navega sobre la fragilidad de su destino, Máximo construye un camino que le permita estar listo. Preparado por si la oportunidad que se le dio a su padre también llama a su puerta.



DiarioLibre.info en Facebook


DiarioLibre.info en Whatsapp
PUNTOS DE VISTA
09/07/2020
Rechazó a la llegada de Lazaro Baez a Pilar
08/07/2020
Asi opinaba Alberto antes de ser candidato
07/07/2020
1.300 millones de pesos por un avion, con esto el kirchnerismo se parece en frivolidades al menemismo. En plena pandemia y con crisis economica grave pensando en pavadas. ¡No se les cae una idea productiva, solo gastar!!
06/07/2020
Ortiz Andino deberia aclarar que paso con la fabrica de paneles solares, empezo mal el dialogo en este sector
ministro de Obras Públicas, Julio Ortiz Andino, quien presidió esta mesa sectorial, admitió que la falta de reglamentación es una asignatura pendiente y explicó que la demora se debe ""a un problema" técnico con el Ente Provincial Regulador de la Electricidad, respecto a si se debe autorizar a usar medidores dobles o simples, para las entradas y salidas de la energía que se consume y la que excedente que se inyecta a la red
02/07/2020
España un Pais que realizó una cuarentena eficiente

Cotizaciones
Dolar Riesgo País Precio Del Vino
$5,32 1.000 $2,00
EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO
Difunta Correa - San Juan, Argentina
Copyright© 2005 - 2016 DIARIOLIBRE.info - Todos Los Derechos Reservados.