Argentina, San Juan, Domingo 17 de Noviembre de 2019
Protestas en Chile: Las élites empresariales y políticas apretaron la tuerca más de lo que tenían que apretar






Aumentar Tamaño Texto
Disminuir Tamaño Texto
Enviar A Un Amigo
Recomendar DIARIOLIBRE.info
Imprimir
La intensidad y persistencia de las protestas continúa en Chile, en medio de sensaciones que transitan entre las esperanzas de cambio, la pena por lo destruido, la rabia ante el vandalismo, o sencillamente, la perplejidad.
Nada ha frenado la destrucción de las estaciones del metro de Santiago, el desafío al toque de queda impuesto por los militares, el extendido "caceroleo" incluso en los sectores más ricos de la ciudad, y la vandalización y saqueos en supermercados y farmacias de los últimos días.
La crisis se desató cuando, por recomendación de un panel de expertos del Transporte Público, el gobierno del presidente Sebastián Piñera decidió subir el precio del pasaje del Metro en 30 pesos, llegando a un máximo de 830 pesos (US$1,17 aproximadamente).
El caos se ha propagado a varias ciudades de Chile.
4 claves para entender la furia y el estallido social de las protestas en Chile
Pero para académicos como la sicóloga y doctora en estudios americanos Kathya Araujo, quien se ha dedicado a estudiar las formas de autoridad, el papel del mérito y, más recientemente, el transporte en el metro de Santiago, los signos que adelantaban la crisis en el país sudamericano se acumulaban hace tiempo.
Saltar las recomendaciones
Quizás también te interese
Protestas en Chile: las 6 grandes deudas sociales por las que muchos chilenos dicen sentirse
Protestas en Chile: las 6 grandes deudas sociales por las que muchos chilenos dicen sentirse "abusados"

"Megasequía" en Chile: las catastróficas consecuencias de la mayor crisis del agua de los últimos 50 años
El controvertido rol del FMI en grandes crisis económicas en América Latina y el resto del mundo (y en qué casos sus recetas han funcionado)
El controvertido rol del FMI en grandes crisis económicas en América Latina y el resto del mundo (y en qué casos sus recetas han funcionado)
Estado de excepción en Ecuador: por qué continúa el conflicto pese al levantamiento del paro nacional de transportistas
Estado de excepción en Ecuador: por qué continúa el conflicto pese al levantamiento del paro nacional de transportistas
Fin de las recomendaciones.
"Había bastantes señales", dice Araujo, autora de una quincena de libros, entre ellos "Usos y abusos en la vida cotidiana en el Chile actual" (2009) y "El miedo a los subordinados" (2016), sobre el autoritarismo político y social.
Estación de metro dañada en Santiago de Chile.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image caption
Algunas estaciones de metro quedaron muy afectadas durante las protestas.
Hace tres años, la sicóloga comenzó a estudiar la experiencia de los usuarios en el metro chileno.
En el estudio de campo, sus entrevistados repetían una misma frase: "el metro es el lugar donde nos tratan como animales".
El tren subterráneo, considerado uno de los más modernos de Latinoamérica, replica a diario las desigualdades de la sociedad, la brutal competencia y requiere los mismos esfuerzos extraordinarios que impone a sus ciudadanos un modelo económico y social que privilegia el individualismo y la libre competencia, plantea la experta.
El metro, primer objetivo de los manifestantes y hoy totalmente paralizado, se puede leer como una metáfora de Chile, dice Araujo.
A continuación, la conversación que mantuvimos con la académica.
Línea
¿Qué condiciones se dieron para que las protestas estallaran en Chile a raíz del alza del pasaje en el metro?
Es bien difícil saber por qué ahora, por qué hoy y no ayer, pero creo que hay algunos factores que uno puede tratar de reconstruir: uno tiene que ver con el transporte público.
Este no es el único caso en el mundo, ni en la historia de Chile en que el transporte público desata revueltas, porque tiene que ver con una cosa cotidiana.
En el caso chileno además representa una parte muy alta del presupuesto familiar: el efecto de un alza en su pasaje es directo, visible y toca a muchas personas.
Otro factor en juego en esta crisis es que, desde hace un buen tiempo, y lo decían los estudios y lo podías ver a simple vista, es que el metro se convirtió en una especie de metáfora de lo que sucedía en la sociedad.
En nuestros estudios las personas usaban el metro como metáfora extremadamente fuerte de la sociedad, con sus contradicciones, sus abusos, sus tensiones. donde las personas dicen ser "tratadas como animales" en la hora punta.
Protestas en ChileDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image caption
El viernes los estudiantes comenzaron a realizar "evasiones masivas" en el metro, levantando torniquetes para ingresar a los andenes sin pagar.
Es un sitio donde están obligadas a funcionar "como en una guerra contra los otros", donde para subir hay que pelearse todos contra todos, donde queremos que no nos empujen, pero estamos obligados a empujar.
El metro funciona además como una encarnación de la desigualdad cuando ves las estaciones de ciertas líneas respecto a otras.
Aún así, el metro de Santiago representa una gran mejora con la forma de transporte de hace unas décadas...
Exacto.
Y la experiencia del metro tiene momentos muy gratos, claro, pero también tiene otros momentos, que es en las horas punta, que son precisamente las horas en las que se transportan las clases trabajadoras y los estudiantes, en que es verdaderamente la jungla.
El metro es las dos cosas: un lugar querido, celebrado, que al mismo tiempo resolvió y no resolvió nuestros problemas, igual que el país.
¿De qué forma?
El metro es como nuestra sociedad: mejoramos las condiciones de vida, pero no la calidad de vida.
Y son mejoras que en Chile, en general, además han estado a cargo de las espaldas de las personas.
Protestas en ChileDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image caption
La situación fue agravándose a partir del viernes cuando la violencia se tomó las calles de la capital chilena, Santiago.
Entonces, claro, Chile está mucho mejor, pero no tienes tiempo para tus hijos, tienes que trabajar todo el tiempo, estás endeudado, estudias y no tienes dónde ejercer, es una permanente contradicción.
Son mejores condiciones, en general, pero no mejor calidad de vida.
Las cosas materiales mejoraron para todo el mundo, pero no la calidad.
Por eso insisto con la metáfora del metro: a la gente le gustan sus condiciones, pero no le gusta lo que todo eso ha implicado para su calidad de vida y se preguntan "¿tenemos que pagar un precio tan alto por lo que tenemos?".
Los salarios no han aumentado, el endeudamiento es muy alto, y no es un endeudamiento de consumo de lujo, sino para sobrevivir.
La jornada de protestas en Santiago que llevó al presidente Piñera a suspender el alza del precio del metro
Es esencial entender que esa es la tensión en la que estamos en Chile.
Viajeros varados en el aeropuerto de Santiago de ChileDerechos de autor de la imagenEPA
Image caption
Cientos de viajeros se han visto afectados por cancelaciones de vuelos.
Y el problema no es sólo el diagnóstico. El problema es qué vamos a hacer para adelante, que es lo esencial.
Qué está pasando con la sociedad, qué está pasando con los políticos.
Algunos ministros del presidente Piñera llamaron a las personas a levantarse más temprano si querían pagar un boleto más barato, o que salieran a comprar flores porque estaban más baratas. Esos comentarios representan gran distancia de la élite con la ciudadanía chilena, pero esa distancia no explicaría la crisis, pues es común a otros países latinoamericanos.
La separación, la distancia de la élite política chilena es una parte de la explicación ante esta crisis, seguro, pero la arrogancia de la élite en Chile es algo que no es sólo de la élite política, es de la élite en general: es como si no se hubieran dado cuenta de que están en otro país, con otros individuos que tienen ideas mucho más fuertes que antes, que tienen otras expectativas de trato, más expectativas de horizontalidad.
Es como que no se enteraron cómo cambió la gente
No se dieron cuenta de la magnitud del cambio, y como no se dan cuenta, sigue con estos tics de responder como si le estuvieran hablando al inquilino de hacienda.
Militares en las calles de Santiago de Chile.



DiarioLibre.info en Facebook


DiarioLibre.info en Whatsapp
EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO
PUNTOS DE VISTA
14/11/2019
Aumentó la Nafta 5%, en San Juan ya vale la super $55 pesos
13/11/2019
Cayó piedra el domingo en Dpto Sarmiento
12/11/2019
Evo Morales con asilo politico en Mexico
08/11/2019
“de tanto quitar nos quitaron hasta el miedo”
08/11/2019
La tierra en miñatura

Cotizaciones
Dolar Riesgo País Precio Del Vino
$5,32 1.000 $2,00
EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO
Difunta Correa - San Juan, Argentina
Copyright© 2005 - 2016 DIARIOLIBRE.info - Todos Los Derechos Reservados.