Argentina, San Juan, SŠbado 20 de Enero de 2018
Cambiemos, una manera de ser - El macrismo y sus estrategias comerciales
Escribe Gustavo Varela





Aumentar Tamaño Texto
Disminuir Tamaño Texto
Enviar A Un Amigo
Recomendar DIARIOLIBRE.info
Imprimir
Cambiemos, una manera de ser
No se parecen a nada de lo que conoció la política argentina. Hacen de la eficiencia un culto y de la falta de pensamiento crítico una herramienta. Desde allí construyen conceptos que no son ideas sino aplicaciones. Es lo que fue y lo que se viene.


Son otra cosa. No son la rancia aristocracia del siglo XIX; no son las fieras fascistas del treinta. Se parecen a los de la Revolución Libertadora (los antiperonistas se parecen, cualquiera sea la filiación política o ideológica). Pero estos de ahora son definitivamente otra cosa. Varias, no una, pero lo que más son es efectivos (por eso mismo son patoteros).

En la pol√≠tica son de genealog√≠a reciente, de fines de los a√Īos setenta y comienzos de los ochenta: finanzas y era digital. O sea, m√°quinas de producci√≥n y resultado. Ni Roca, ni Agust√≠n P. Justo, ni Frondizi. Ni Ongan√≠a, ni De la Sota, ni Cobos. Eso es carne vieja. Los de ahora son buitres de carro√Īa actual. No son de derecha: no es ese el rango que los mide. Son otra cosa; neo-empresarios, de bicicleta, aire libre y viernes casual. No tienen pa√≠s de origen, no les importa la Argentina. Pueden vivir aqu√≠ o en cualquier lado.

No son conservadores ni ilustrados. Son gentes a pura eficiencia y con muchos recursos técnicos. No tienen cultura, apenas aquella necesaria para el desplazamiento. En general son iletrados, de bostezo fácil frente a un libro.



Tienen preocupaci√≥n por las formas, porque es parte del mismo asunto. Formas superficiales, de packaging de felicidad y armon√≠a, de cartel en el subte que dice: ‚ÄúSi alguien se siente mal, ayud√©moslo‚ÄĚ. Lo obvio se convierte en slogan. Este marketing de vida sana y comprensi√≥n es la exudaci√≥n de la econom√≠a pol√≠tica que sostienen.



Son corporaciones que negocian. Ni f√°bricas fordistas ni empresa familiar. Estas corporaciones no tienen due√Īo, los excede. Son m√°s grandes las acciones que la voluntad individual de un due√Īo. Por eso no importa si es Mauricio Macri o qui√©n sea. Macri es un muy buen exponente, s√≠, pero el asunto es m√°s amplio, de inscripci√≥n internacional, de lazos m√°s complicados, de intereses cruzados.

Tienen entrenamiento en el exterior, todos bajo el ala de las finanzas; son eficaces, muy eficaces para lo que quieren. Insisto: no son la derecha ni son conservadores. Son neo. Pura demolición a fuerza de anticipación financiera.

Neo; no es ambición sino procedimiento: es la forma de operación sobre los otros. La eficacia no admite caras, ni parentescos, ni pertenencia grupal. Cuando hablan de equipo es porque los vínculos responden a esquemas funcionales. Son cuerpos de abrazo rígido, de compromiso con la tarea y nada de comunión. Es un equipo gélido. Por eso se abrazan como repeliéndose.

La forma de operar sobre los otros es bajo una apariencia (amenaza) de modernización permanente. El Ministerio de modernización es la institucionalización del dominio financiero por encima de cualquier otra razón.

No son humanistas, no dudan. Retroceden, a veces, pero no dudan. Saben a dónde van y no necesitan que haya alguna mediación. No tienen un proyecto de país. No les importa. Son lo más agudo del capitalismo, su bisturí más impiadoso.

No es un nombre. Son otra cosa: una raza política nueva que casi no conocemos.

La administración del gobierno actual tiene una forma específica de ejercer poder: es la política vaciada como aplicación (app). No hay votantes, hay usuarios. Eso ofrecieron en las elecciones: aplicaciones para usuarios. Es decir, herramientas de uso y habilitación personal: ser felices, estar todos juntos, la alegría es poder colaborar, en todo estás vos, mirar al futuro. La aplicación más elocuente: cambiemos. Ante cualquiera de estas aplicaciones, la fuerza argumental en contra es vista como violencia. Y en el colmo de la aplicación, como soberbia.

La política como aplicación es el desplazamiento del elector al usuario móvil. La eficacia y la extensión de los íconos salen de las pantallas y se instalan y actualizan en la vida cotidiana.

Google play: 700 mil aplicaciones bajadas. Android: más de un millón. Apple, millón y medio aprobadas desde 2008. 35.000 millones de descargas. La extensión no reconoce clase social ni lugar de origen. 35.000 millones (sólo de Apple) es signo de una práctica orgánica, de un tipo de necesidad vital. 35.000 millones: no elegimos, estamos adentro.

Sergio Massa como opositor peronista es una aplicaci√≥n del gobierno actual. En otras funciones, lo mismo Hugo Moyano y tambi√©n lo fue el Momo Venegas. Los intendentes radicales, volver al mundo, el fin del cepo, √Īoqui, contramilitancia, todas son aplicaciones conminadas al uso y la propagaci√≥n. Y efectivas para administrar usuarios. El yaguaret√© de los billetes es la aplicaci√≥n ‚Äúbasta de historia pol√≠tica‚ÄĚ. Multitasking Pro.

Narcotr√°fico: la reiteraci√≥n del tema, la insistencia y difusi√≥n permanente, es la composici√≥n de una nueva aplicaci√≥n. Es necesario instalar el √≠cono en cada pantalla: Narcotr√°fico. No vemos claramente qu√© es; es suficiente el √≠cono. Eugenio Zaffaroni da un reportaje. Argumenta: ‚ÄúAl narcotr√°fico no le importa la Argentina porque queda lejos de Estados Unidos, lejos del lugar del consumo. El narcotr√°fico no es un problema aqu√≠‚ÄĚ. La aplicaci√≥n se distribuye igual. A la aplicaci√≥n no le importa Zaffaroni, no hay lugar para los argumentos de Zaffaroni.



La aplicaci√≥n es eficiencia sin √©tica ni compromiso. Por eso puede ser una y lo contrario. Carlos Melconi√°n: ‚ÄúVamos a devaluar‚ÄĚ; Macri, un d√≠a despu√©s: ‚ÄúNo devaluamos‚ÄĚ. La aplicaci√≥n se actualiza. Todo es posible.

Cedamos siempre el asiento. Dejemos bajar antes de subir. Tiremos la basura en los cestos: aplicaciones para la vida Pro. La más clara, la que indica el gesto de un solapado disciplinamiento social: Esperemos siempre detrás de la línea amarilla.

No todo es aplicaci√≥n. El poder judicial, el poder medi√°tico y las fuerzas de seguridad no son aplicaciones, son la garant√≠a de funcionamiento de las aplicaciones. ¬ŅPara qu√©? Para la marcha precisa de la econom√≠a financiera y del vaciado pol√≠tico.

La aplicación que ya no sirve, se borra o se elimina (Ernesto Sanz y buena parte del radicalismo).

El ícono Pro, con su tecla de avance, no es un partido sino una aplicación con voluntad de vaciado político. El gobierno Pro no fue votado, fue descargado por un 51 por ciento de usuarios. Esa es su conquista inesperada. Y, a la vez, toda su fragilidad.

El macrismo crea realidad. En su aparente torpeza, en su aparente estupidez, crea realidad. No refleja lo que es, no oculta lo que es. Crea, inventa, produce. No en paralelo a otra cosa. Crea un sistema hecho con palabras, con significantes vacíos, con deslizamientos, con gestos específicos.

Acusarlos de mentirosos es in√ļtil, no sirve. Como en The Truman show, rebotamos contra la nube. Porque crear realidad no es mentir, es m√°s grande, es otra cosa. Es una puesta en escena sin afuera. Una pol√≠tica sin afuera. Preguntamos: ¬Ņpero c√≥mo, no ven la realidad? La pregunta es in√ļtil: no hay afuera. Crean realidad: crean cuerpos para esa realidad, crean situaciones, crean un discurso con pocas palabras.

¬ŅCu√°ntas palabras tiene el vocabulario Macri? ¬ŅO el vocabulario Bulrich, ella o √©l, es lo mismo? ¬ŅCu√°ntas? No importa. Crean un lenguaje con poco: felicidad, cambio, no volvamos para atr√°s, s√≠ se puede, vivir mejor, todos los argentinos, equipo, en todo est√°s vos, vecino, juntos, nosotros. ¬ŅEnga√Īan? No, inventan un lenguaje atractivo. Un vocabulario tela de ara√Īa, atrapante, anhelado. Un conjunto acotado de conceptos que se definen entre s√≠: Felicidad es el cambio; no volvamos para atr√°s es lo que el vecino quiere; el vecino es todos los argentinos que quieren la felicidad; el equipo es todos juntos, se puede, vecino y vecino, los argentinos, la felicidad. Nosotros, cambiemos, se puede. El vocabulario es circular y tautol√≥gico. Y muy eficaz.

Crear realidad es crear una red de conceptos que forman un sistema, y ese sistema es la construcci√≥n de una verdad sin afuera (a esto llaman posverdad). Una pura tautolog√≠a, un espejo, una tela de ara√Īas de la que no es posible salir. Si no entr√°s, te qued√°s pataleando en la puerta y rebotando contra la nube.

Por eso, para muchos de nosotros, la sensaci√≥n de la √©poca es la impotencia. La impotencia es m√°s grande que la bronca y m√°s grande que la tristeza. Cualquier expresi√≥n del afuera, cualquier discrepancia pol√≠tica es un absurdo, molesta, est√° fuera de lugar. Es puro exceso. Ante este conjunto de conceptos creados por el macrismo, hablar, decir, opinar, enfrentar, es un exceso que atenta contra un ‚Äúnosotros‚ÄĚ permanente.



Contra el pensamiento crítico, los talleres de entusiasmo de Alejandro R. El macrismo es un diluyente para cualquier argumento y la impotencia se hace visible en nosotros.

Nuevamente: ¬ŅCu√°ntos conceptos tiene la realidad Cambiemos? Evidentemente muchos m√°s de lo que vemos y todos los que vemos: Macri tomando mate o abrazando a un pobre o tocando el timbre en Berazategui es un concepto, es una creaci√≥n de realidad Cambiemos. Los besos al aire de Vidal son un concepto, tambi√©n son realidad Cambiemos. ‚ÄúNosotros‚ÄĚ, ‚Äúen todo est√°s vos‚ÄĚ son una puesta en escena, no una forma de inclusi√≥n.

La cara de Mar√≠a Eugenia Vidal tambi√©n es un concepto: su gesto es muy eficaz para la incorporaci√≥n de j√≥venes a este sistema cerrado de una realidad propia. Toda ella es el vecino, toda ella es el s√≠ se puede, toda ella es el ‚Äúen cada rinc√≥n estoy con vos‚ÄĚ. Es una reificaci√≥n del concepto, una puesta en acto. En ella, en las se√Īas de su cara, en su tono de voz, los conceptos se hacen visibles. Vidal, en esta realidad Cambiemos, es pura ganancia.



Una pol√≠tica sin afuera requiere de un sistema de captura almibarado. Vidal es sedosa, envolvente, casi et√©rea. Ideal para la captura. Convierte el afuera en una situaci√≥n sensible: Lucha contra el narcotr√°fico est√° incorporado, no como problema, sino como una puesta en escena: lo que m√°s se ve del tema no es la droga sino el ‚Äúsacrificio‚ÄĚ de tener su hogar en una base militar.

Vidal es la Mujer Pro, la Mujer candidata. No necesita casi de nada. Su apariencia piadosa y su derrame Pan Triste, son más eficaces que todo Durán Barba. No le teme ni a Macri ni a Carrió.

Vidal y Carri√≥ se repelen porque son lo mismo: las dos son bastardas en un mundo de arist√≥cratas. Ninguna de ellas es de clase; ninguna creci√≥ con todo resuelto. Las dos son religiosas. Carri√≥ con cuerpo de cura obeso e impunidad de fan√°tico; Vidal como una beata devocional. (Las dos son mujeres religiosas; tambi√©n Michetti, aunque desplazada por el pecado de gula 2015 ‚ÄúCABA es s√≥lo m√≠a‚ÄĚ).

En esta l√≥gica, ¬Ņd√≥nde situar a Milagro Sala, a Santiago Maldonado, las tropel√≠as en el poder judicial, el fraude electoral? La respuesta del macrismo es la de remitir a significantes vac√≠os: est√° en manos de la justicia es el utilizado para Milagro, por ejemplo. Los significantes vac√≠os son parte del sistema de realidad Pro.

El pobre, el jubilado, los que duermen en la calle, los desocupados no son significantes vac√≠os. Pobreza cero, reparaci√≥n hist√≥rica, emprendedores son conceptos de la matrix Pro que no fueron suficientes para convencer. Parece no alcanzar. ¬ŅNos mintieron? No. ¬ŅQu√© hicieron? Crearon m√°s realidad: vamos juntos hacia adelante, nuestro compromiso es que vos llegues, juntos venimos bien, ‚Äúyo quiero darte todo lo que falte‚ÄĚ, dice una de las canciones Cambiemos. O sea, no hay que profundizar ni discutir las causas. Lo que hay es futuro: lo que vemos como mentira o enga√Īo es una promesa a futuro.

El concepto ‚Äúfuturo‚ÄĚ es un andamio fundamental en la construcci√≥n actual de Cambiemos: ‚Äúsabemos que hay muchos que no ven todav√≠a la mejora en la econom√≠a‚ÄĚ; ‚Äúvan a llegar las inversiones‚ÄĚ; ‚Äúc√≥mo no sentir esperanza‚ÄĚ; ‚Äúen equipo lo estamos haciendo posible‚ÄĚ. La m√°quina conceptual del macrismo tiene en el futuro el soporte para mantener una pol√≠tica sin afuera. Mientras tanto, la puesta en escena funciona y el grado de eficacia es enorme.

Pero, la promesa de lo que ha de venir tiene fecha de vencimiento. A diferencia del pasado, que no vence, el futuro en la economía y en la política sí tiene fecha de vencimiento.

Entonces lo real, lo que sucede, el afuera arrollador se impone por encima de cualquier realidad creada y sin ninguna mediación.



DiarioLibre.info en Facebook


DiarioLibre.info en Whatsapp
PUNTOS DE VISTA
12/01/2018
Est√°s fotos muestran un vicio oculto de construcci√≥n en la armadura de la columna, la misma no posee estribos, lo que no obedece a ning√ļn c√°lculo estructural, bajo normas del actual c√≥digo de construccion .Estos barrios se construyeron seg√ļn planos aprobados y como muestra la foto, parecer√≠a que D.P.D.U. No inspeccion√≥ las obras, quedando las mismas expuestas a cualquier sismo con sus terribles consecuencias. Quien se hace responsable? La empresa constructora, IPV o D.P.D.U. ???? Casa IPV barrio Suteryh y AOMA, calle 25 de Mayo y Balcarce Santa Luc√≠a
Click Para Ver Noticia Completa
10/01/2018
Cuantos Gran Chaparral hay en San Juan? ¬°Investiagaremos!
09/01/2018
Click Para Ver Noticia Completa
05/01/2018
La improvisación en la gestión Franco Aranda la pagan los contribuyentes de Capital
En un esquina del Barrio Palermo hacen rompen y vuelven a hacer
04/01/2018
Qué pasa le comieron la lengua los ratones o estará veraneando en Punta del Este
El desprestigiado EPRE no dio explicaciones sobre el corte total de ayer en San Juan

Cotizaciones
Dolar Riesgo País Precio Del Vino
$5,32 1.000 $2,00
EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO
Difunta Correa - San Juan, Argentina
Copyright© 2005 - 2016 DIARIOLIBRE.info - Todos Los Derechos Reservados.