Argentina, San Juan, Martes 27 de Junio de 2017
FM Del Sol - La Justa - 91.9
PRESAGIOS DE MALAS NOTICIA: EL CASO RAMAN AUTAR vs. BARRICK GOLD.
Por Marcelo Arancibia





Aumentar Tamaño Texto
Disminuir Tamaño Texto
Enviar A Un Amigo
Recomendar DIARIOLIBRE.info
Imprimir
Entre el 12 y el 13 de septiembre del 2015 Argentina padeció el peor desastre ambiental / industrial de su historia, cuando la mina Veladero derramó más de un millón de solución cianurada a la cuenca de río Jáchal. A la fecha nadie ha sido judicialmente condenado por el hecho".

El 27 de marzo del 2015; es decir, casi seis meses antes del primer derrame de solución cianurada reconocida oficialmente por el Gobierno de San Juan y la empresa operadora de la mina Veladero, el neozelandés Raman Autar demandaba a Barrick Gold ante la Corte Superior de Justicia de Ontario en Canadá, por despedido laboral incausado, reclamando una indemnización de u$s10.650.000 más sus respectivos intereses computados desde la fecha del ruptura de la relación laboral, datada el 13 de marzo de 2014.
Raman Autar es un ingeniero mecánico con 29 años de experiencia y que ha trabajado en la industria minera durante 14 años. Barrick Gold es una compañía constituida de conformidad con las leyes de Ontario, Canadá, con operaciones de minería de oro y cobre a lo largo del mundo y una capitalización de mercado de aproximadamente $ 30 mil millones.
Barrick reclutó a Raman Autar en calidad de Gerente General de mantenimiento global y lo trasladó a él y a su familia desde la Ciudad de Perth (Australia) a Toronto (Canadá).
Según la demanda, Barrick despide a Autar, entre otras razones, para escapar a la publicación de su informe sobre infracciones ambientales en la mina Veladero.
En efecto, Barrick terminó el empleo de neozelandés después de 14 meses sin causa; aunque para Autar ellas debían buscarse en un informe de su autoría, donde expresaba sus preocupaciones sobre la salud y la seguridad de los trabajadores de la mina Veladero y el impacto que Barrick estaba generando en el medio ambiente.
De los hechos que ocurrían en Veladero había tratado de llamar la atención de la alta dirección, sin embargo por sus cuestionamientos al funcionamiento de la mina fue objeto acoso e intimidación por parte de su gerente inmediato
Específicamente Raman Autar en su informe había señalado las siguientes irregularidades en materia de salud y seguridad en la mina de Veladero:
1°. El mal estado de la planta y equipamiento;
2° La fatiga con respecto a trabajar y conducir a grandes altitudes en un corto espacio de tiempo;
3°. Los niveles de polvo inaceptables y peligrosos (por esta razón Chile paró la mina Pascua Lama, donde el nivel polvo en suspensión estaba afectando los glaciares Toro I y Esperanza);
4°. La mina funciona por debajo de la norma general de seguridad laboral [riesgos de viaje, la máquina no se mantiene adecuadamente para períodos de baja];
5°. La eliminación intencional y el estado no operacional de los sistemas de extracción y contención de polvo diseñados en la planta;
6°. Haber sido objeto de críticas injustificadas y amenazas veladas por parte de su superior, como resultado de los intentos de modernización e implementación de las mejores prácticas con respecto al mantenimiento y fiabilidad en las minas donde Barrick opera en todo el mundo.
La demanda de Raman Autar, y los hechos en que se funda, parafraseando a Bertolt Brecht, fue un presagio de malas noticias: Que no existe la minería responsable o con controles. Los estándares de la minería a cielo abierto que se practican en San Juan lo fija la empresa y, según Autar, con un profundo desprecio para con la salud de sus propios trabajadores y al medio ambiente.
Lo trascendental de la demanda de Autar es que permite afirmar que los desastres ambientales de septiembre del 2015 y 2016 pudieron ser evitados o prevenidos si la empresa hubiera cumplido con las recomendaciones de su ex Gerente General de mantenimiento global; y si la autoridad de control, la Provincia de San Juan, hubiera dispuesto de una Policía Minera con el mimo celo profesional del ex CEO de la Barrick Gold. Porque si Raman Autar, antes de marzo del 2014, pudo advertir las deficiencias en que operaba la mina Veladero ¿por qué no lo advirtió también el Gobierno de San Juan?
Un Gobierno que acaba de encumbrar a Ministro de la Corte a uno de los mayores detractores de la Ley Nacional de Glaciares, y autor como Fiscal de Estado de "nuestro" propio pacto "Roca - Runciman" (por el acuerdo de aislamiento de la escombrera Cerro Amarillo celebrado con la empresa chilena Antofagasta Minerals) no puede ni podrá ver nunca las irregularidades que sí pudo advertir Raman Autar; sencillamente porque ha delegado el control de las operaciones en la propia empresa, quien es el que en definitiva fija las reglas y las condiciones de seguridad industrial y medio ambiental. Es tan humillante el rol del Gobierno Provincial que ni siquiera puede proteger a la salud de los trabajadores mineros.
El informe de la mina Veladero, que motivó el despido de Raman Autar como Gerente General para mantenimiento global de la Barrick Gold, debiera provocar un replanteo en las causas judiciales que, por contaminación del río Jáchal, se investigan en la Justicia Penal de Jáchal, para establecer las verdaderas responsabilidad penales (de funcionarios público y gerentes de la empresa) por los dos últimos derrames de solución cianurada. Debiera provocar una reacción en los Gobiernos Provincial y Nacional sobre las condiciones de seguridad y salubridad en que se opera la mina Veladero y, por sobre todo, debiera dejar de eludir el reclamo de una inmensa mayoría de jachalleros, sobre el cierre, remediación y prohibición de la mega minería en las nacientes de los ríos.
Pero no va a pasar nada, porque cuando hablamos de mega minería, hablamos de dinero y poder, de tanto dinero y poder que lleva a los gobiernos a defender a la actividad a cualquier precio, y siempre en nombre de una modernidad que termina por concretar lo que el recién fallecido Zygmunt Bauman decía sobre los nuevos parias del mundo: que para estos gobiernos y los cabildantes de las corporaciones mineras, el habitante del río Jáchal -afectado por el cambio en la composición química de su río, o por la destrucción de los glaciares que alimenta de agua dulce a su cuenca- es solo un "desecho, un "residuo humano".
Nos queda de consuelo el ejemplo de los que luchan y las palabras del papa Francisco pronunciadas frente a los migrantes en la isla de Lampedusa: "eliminar la parte de Herodes que acecha en nuestros corazones; pidamos al Señor la gracia de llorar por nuestra indiferencia, de llorar por la crueldad de nuestro mundo, de nuestros propios corazones y de todos quienes, en el anonimato, toman decisiones sociales y económicas que abren la puerta a situaciones trágicas como esta. ¿Ha llorado alguien? ¿Ha llorado alguien hoy en nuestro mundo?".

Marcelo Arancibia
Partido GEN San Juan.
Entre el 12 y el 13 de septiembre del 2015 Argentina padeció el peor desastre ambiental / industrial de su historia, cuando la mina Veladero derramó más de un millón de solución cianurada a la cuenca de río Jáchal. A la fecha nadie ha sido judicialmente condenado por el hecho".

El 27 de marzo del 2015; es decir, casi seis meses antes del primer derrame de solución cianurada reconocida oficialmente por el Gobierno de San Juan y la empresa operadora de la mina Veladero, el neozelandés Raman Autar demandaba a Barrick Gold ante la Corte Superior de Justicia de Ontario en Canadá, por despedido laboral incausado, reclamando una indemnización de u$s10.650.000 más sus respectivos intereses computados desde la fecha del ruptura de la relación laboral, datada el 13 de marzo de 2014.
Raman Autar es un ingeniero mecánico con 29 años de experiencia y que ha trabajado en la industria minera durante 14 años. Barrick Gold es una compañía constituida de conformidad con las leyes de Ontario, Canadá, con operaciones de minería de oro y cobre a lo largo del mundo y una capitalización de mercado de aproximadamente $ 30 mil millones.
Barrick reclutó a Raman Autar en calidad de Gerente General de mantenimiento global y lo trasladó a él y a su familia desde la Ciudad de Perth (Australia) a Toronto (Canadá).
Según la demanda, Barrick despide a Autar, entre otras razones, para escapar a la publicación de su informe sobre infracciones ambientales en la mina Veladero.
En efecto, Barrick terminó el empleo de neozelandés después de 14 meses sin causa; aunque para Autar ellas debían buscarse en un informe de su autoría, donde expresaba sus preocupaciones sobre la salud y la seguridad de los trabajadores de la mina Veladero y el impacto que Barrick estaba generando en el medio ambiente.
De los hechos que ocurrían en Veladero había tratado de llamar la atención de la alta dirección, sin embargo por sus cuestionamientos al funcionamiento de la mina fue objeto acoso e intimidación por parte de su gerente inmediato
Específicamente Raman Autar en su informe había señalado las siguientes irregularidades en materia de salud y seguridad en la mina de Veladero:
1°. El mal estado de la planta y equipamiento;
2° La fatiga con respecto a trabajar y conducir a grandes altitudes en un corto espacio de tiempo;
3°. Los niveles de polvo inaceptables y peligrosos (por esta razón Chile paró la mina Pascua Lama, donde el nivel polvo en suspensión estaba afectando los glaciares Toro I y Esperanza);
4°. La mina funciona por debajo de la norma general de seguridad laboral [riesgos de viaje, la máquina no se mantiene adecuadamente para períodos de baja];
5°. La eliminación intencional y el estado no operacional de los sistemas de extracción y contención de polvo diseñados en la planta;
6°. Haber sido objeto de críticas injustificadas y amenazas veladas por parte de su superior, como resultado de los intentos de modernización e implementación de las mejores prácticas con respecto al mantenimiento y fiabilidad en las minas donde Barrick opera en todo el mundo.
La demanda de Raman Autar, y los hechos en que se funda, parafraseando a Bertolt Brecht, fue un presagio de malas noticias: Que no existe la minería responsable o con controles. Los estándares de la minería a cielo abierto que se practican en San Juan lo fija la empresa y, según Autar, con un profundo desprecio para con la salud de sus propios trabajadores y al medio ambiente.
Lo trascendental de la demanda de Autar es que permite afirmar que los desastres ambientales de septiembre del 2015 y 2016 pudieron ser evitados o prevenidos si la empresa hubiera cumplido con las recomendaciones de su ex Gerente General de mantenimiento global; y si la autoridad de control, la Provincia de San Juan, hubiera dispuesto de una Policía Minera con el mimo celo profesional del ex CEO de la Barrick Gold. Porque si Raman Autar, antes de marzo del 2014, pudo advertir las deficiencias en que operaba la mina Veladero ¿por qué no lo advirtió también el Gobierno de San Juan?
Un Gobierno que acaba de encumbrar a Ministro de la Corte a uno de los mayores detractores de la Ley Nacional de Glaciares, y autor como Fiscal de Estado de "nuestro" propio pacto "Roca - Runciman" (por el acuerdo de aislamiento de la escombrera Cerro Amarillo celebrado con la empresa chilena Antofagasta Minerals) no puede ni podrá ver nunca las irregularidades que sí pudo advertir Raman Autar; sencillamente porque ha delegado el control de las operaciones en la propia empresa, quien es el que en definitiva fija las reglas y las condiciones de seguridad industrial y medio ambiental. Es tan humillante el rol del Gobierno Provincial que ni siquiera puede proteger a la salud de los trabajadores mineros.
El informe de la mina Veladero, que motivó el despido de Raman Autar como Gerente General para mantenimiento global de la Barrick Gold, debiera provocar un replanteo en las causas judiciales que, por contaminación del río Jáchal, se investigan en la Justicia Penal de Jáchal, para establecer las verdaderas responsabilidad penales (de funcionarios público y gerentes de la empresa) por los dos últimos derrames de solución cianurada. Debiera provocar una reacción en los Gobiernos Provincial y Nacional sobre las condiciones de seguridad y salubridad en que se opera la mina Veladero y, por sobre todo, debiera dejar de eludir el reclamo de una inmensa mayoría de jachalleros, sobre el cierre, remediación y prohibición de la mega minería en las nacientes de los ríos.
Pero no va a pasar nada, porque cuando hablamos de mega minería, hablamos de dinero y poder, de tanto dinero y poder que lleva a los gobiernos a defender a la actividad a cualquier precio, y siempre en nombre de una modernidad que termina por concretar lo que el recién fallecido Zygmunt Bauman decía sobre los nuevos parias del mundo: que para estos gobiernos y los cabildantes de las corporaciones mineras, el habitante del río Jáchal -afectado por el cambio en la composición química de su río, o por la destrucción de los glaciares que alimenta de agua dulce a su cuenca- es solo un "desecho, un "residuo humano".
Nos queda de consuelo el ejemplo de los que luchan y las palabras del papa Francisco pronunciadas frente a los migrantes en la isla de Lampedusa: "eliminar la parte de Herodes que acecha en nuestros corazones; pidamos al Señor la gracia de llorar por nuestra indiferencia, de llorar por la crueldad de nuestro mundo, de nuestros propios corazones y de todos quienes, en el anonimato, toman decisiones sociales y económicas que abren la puerta a situaciones trágicas como esta. ¿Ha llorado alguien? ¿Ha llorado alguien hoy en nuestro mundo?".

Marcelo Arancibia
Partido GEN San Juan.
Entre el 12 y el 13 de septiembre del 2015 Argentina padeció el peor desastre ambiental / industrial de su historia, cuando la mina Veladero derramó más de un millón de solución cianurada a la cuenca de río Jáchal. A la fecha nadie ha sido judicialmente condenado por el hecho".

El 27 de marzo del 2015; es decir, casi seis meses antes del primer derrame de solución cianurada reconocida oficialmente por el Gobierno de San Juan y la empresa operadora de la mina Veladero, el neozelandés Raman Autar demandaba a Barrick Gold ante la Corte Superior de Justicia de Ontario en Canadá, por despedido laboral incausado, reclamando una indemnización de u$s10.650.000 más sus respectivos intereses computados desde la fecha del ruptura de la relación laboral, datada el 13 de marzo de 2014.
Raman Autar es un ingeniero mecánico con 29 años de experiencia y que ha trabajado en la industria minera durante 14 años. Barrick Gold es una compañía constituida de conformidad con las leyes de Ontario, Canadá, con operaciones de minería de oro y cobre a lo largo del mundo y una capitalización de mercado de aproximadamente $ 30 mil millones.
Barrick reclutó a Raman Autar en calidad de Gerente General de mantenimiento global y lo trasladó a él y a su familia desde la Ciudad de Perth (Australia) a Toronto (Canadá).
Según la demanda, Barrick despide a Autar, entre otras razones, para escapar a la publicación de su informe sobre infracciones ambientales en la mina Veladero.
En efecto, Barrick terminó el empleo de neozelandés después de 14 meses sin causa; aunque para Autar ellas debían buscarse en un informe de su autoría, donde expresaba sus preocupaciones sobre la salud y la seguridad de los trabajadores de la mina Veladero y el impacto que Barrick estaba generando en el medio ambiente.
De los hechos que ocurrían en Veladero había tratado de llamar la atención de la alta dirección, sin embargo por sus cuestionamientos al funcionamiento de la mina fue objeto acoso e intimidación por parte de su gerente inmediato
Específicamente Raman Autar en su informe había señalado las siguientes irregularidades en materia de salud y seguridad en la mina de Veladero:
1°. El mal estado de la planta y equipamiento;
2° La fatiga con respecto a trabajar y conducir a grandes altitudes en un corto espacio de tiempo;
3°. Los niveles de polvo inaceptables y peligrosos (por esta razón Chile paró la mina Pascua Lama, donde el nivel polvo en suspensión estaba afectando los glaciares Toro I y Esperanza);
4°. La mina funciona por debajo de la norma general de seguridad laboral [riesgos de viaje, la máquina no se mantiene adecuadamente para períodos de baja];
5°. La eliminación intencional y el estado no operacional de los sistemas de extracción y contención de polvo diseñados en la planta;
6°. Haber sido objeto de críticas injustificadas y amenazas veladas por parte de su superior, como resultado de los intentos de modernización e implementación de las mejores prácticas con respecto al mantenimiento y fiabilidad en las minas donde Barrick opera en todo el mundo.
La demanda de Raman Autar, y los hechos en que se funda, parafraseando a Bertolt Brecht, fue un presagio de malas noticias: Que no existe la minería responsable o con controles. Los estándares de la minería a cielo abierto que se practican en San Juan lo fija la empresa y, según Autar, con un profundo desprecio para con la salud de sus propios trabajadores y al medio ambiente.
Lo trascendental de la demanda de Autar es que permite afirmar que los desastres ambientales de septiembre del 2015 y 2016 pudieron ser evitados o prevenidos si la empresa hubiera cumplido con las recomendaciones de su ex Gerente General de mantenimiento global; y si la autoridad de control, la Provincia de San Juan, hubiera dispuesto de una Policía Minera con el mimo celo profesional del ex CEO de la Barrick Gold. Porque si Raman Autar, antes de marzo del 2014, pudo advertir las deficiencias en que operaba la mina Veladero ¿por qué no lo advirtió también el Gobierno de San Juan?
Un Gobierno que acaba de encumbrar a Ministro de la Corte a uno de los mayores detractores de la Ley Nacional de Glaciares, y autor como Fiscal de Estado de "nuestro" propio pacto "Roca - Runciman" (por el acuerdo de aislamiento de la escombrera Cerro Amarillo celebrado con la empresa chilena Antofagasta Minerals) no puede ni podrá ver nunca las irregularidades que sí pudo advertir Raman Autar; sencillamente porque ha delegado el control de las operaciones en la propia empresa, quien es el que en definitiva fija las reglas y las condiciones de seguridad industrial y medio ambiental. Es tan humillante el rol del Gobierno Provincial que ni siquiera puede proteger a la salud de los trabajadores mineros.
El informe de la mina Veladero, que motivó el despido de Raman Autar como Gerente General para mantenimiento global de la Barrick Gold, debiera provocar un replanteo en las causas judiciales que, por contaminación del río Jáchal, se investigan en la Justicia Penal de Jáchal, para establecer las verdaderas responsabilidad penales (de funcionarios público y gerentes de la empresa) por los dos últimos derrames de solución cianurada. Debiera provocar una reacción en los Gobiernos Provincial y Nacional sobre las condiciones de seguridad y salubridad en que se opera la mina Veladero y, por sobre todo, debiera dejar de eludir el reclamo de una inmensa mayoría de jachalleros, sobre el cierre, remediación y prohibición de la mega minería en las nacientes de los ríos.
Pero no va a pasar nada, porque cuando hablamos de mega minería, hablamos de dinero y poder, de tanto dinero y poder que lleva a los gobiernos a defender a la actividad a cualquier precio, y siempre en nombre de una modernidad que termina por concretar lo que el recién fallecido Zygmunt Bauman decía sobre los nuevos parias del mundo: que para estos gobiernos y los cabildantes de las corporaciones mineras, el habitante del río Jáchal -afectado por el cambio en la composición química de su río, o por la destrucción de los glaciares que alimenta de agua dulce a su cuenca- es solo un "desecho, un "residuo humano".
Nos queda de consuelo el ejemplo de los que luchan y las palabras del papa Francisco pronunciadas frente a los migrantes en la isla de Lampedusa: "eliminar la parte de Herodes que acecha en nuestros corazones; pidamos al Señor la gracia de llorar por nuestra indiferencia, de llorar por la crueldad de nuestro mundo, de nuestros propios corazones y de todos quienes, en el anonimato, toman decisiones sociales y económicas que abren la puerta a situaciones trágicas como esta. ¿Ha llorado alguien? ¿Ha llorado alguien hoy en nuestro mundo?".

Marcelo Arancibia
Partido GEN San Juan.



DiarioLibre.info en Facebook


DiarioLibre.info en Whatsapp
Encuesta
¿Se le debe renovar el contrato del Banco San Juan a los EZQUENAZI?
NO
SI
Ver Resultados Encuestas Anteriores
PUNTOS DE VISTA
27/06/2017
Click Para Ver Noticia Completa
25/06/2017
San José de Jachal 1751-2017 266 años de su fundación por Juan de Echegaray
24/06/2017
23/06/2017
Caraduras!!
De Paolo Orlando Facebook
22/06/2017

Cotizaciones
Dolar Riesgo País Precio Del Vino
$5,32 1.000 $2,00
EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO
Difunta Correa - San Juan, Argentina
Copyright© 2005 - 2016 DIARIOLIBRE.info - Todos Los Derechos Reservados.