DIARIOLIBRE.info - AUN NO DEJAMOS DE SER SIMIOS, ALGUNOS RESPONSABLES Y OTROS NO TANTO
  Argentina, San Juan, Miércoles 23 de Julio de 2014
AUN NO DEJAMOS DE SER SIMIOS, ALGUNOS RESPONSABLES Y OTROS NO TANTO
Por: Víctor Hugo


Compartir esta Noticia en Facebook



Aumentar Tamaño Texto
Disminuir Tamaño Texto
Enviar A Un Amigo
Recomendar DIARIOLIBRE.info
Imprimir
En el II Congreso Internacional de Filosofía, realizado aquí en San Juan, durante julio de 2007 presenté la Ponencia “Habrá sujeto”. Y en 2009 en Mendoza expuse sobre las zonas oscuras de la identidad del homo actual, en la cual también se duda de la existencia de sujetos humanos, propiamente hablando.

La idea central que estoy tratando de desarrollar es que aunque aún no existe el homo (humanus le llamo yo para diferenciarlo del homínido u homo actual el sapiens sapiens –en esta idea está lo demens y lúdico, que Morin incluye como esencia de lo humano) llegará el día y el lugar en que exista. Y esta ausencia la argumento porque aún hay olvidados, excluidos, marginados, discriminados, cuando no eliminados por otro homo, y que tan sólo el sujeto humano individual y colectivo estará presente cuando ya ninguno a otro olvide, excluya, margine, discrimina, no elimine, sino que conviva esa es la utopía). Esos los denominamos males actuales olvido, exclusión, marginación, discriminación, eliminación del otro ser humano.

Esto tiene una historia desde 1967 en que cursé Biología Filosófica, dejé de estar seguro que Dios nos había creado a su imagen y semejanza, y que en realidad nos habíamos ido formando como lo que somos. Yo denomino a lo que somos bichos humanos, para enfatizar nuestro origen y naturaleza animal.

Van pasando los años, y me voy dando cuenta que realmente es así

Desconozco la humanidad de nosotros, como algo etéreo, porque lo veo separado de la animalidad. Es más, cada vez más veo que en realidad no hemos superado el estado simiesco. Sólo que no tenemos cola, que nuestros miembros inferiores ya no son prensiles y que caminamos en dos patas. Somos homínidos que venimos de los primates -con sus tres tendencias que los caracterizan capacidad de asir objetos, desarrollo de lo visual en desmedro del olfato y complejización de la organización social (1). La gran diferencia está en la responsabilidad que asumimos por ejemplo, Heisemberg no quiso hacer la bomba atómica (indica responsabilidad); en cambio, los soldados yanquis que aparecen por televisión, muchos seguramente drogados, son máquinas de matar… ni siquiera pueden pensar, aunque se lo propusieran.

Podríamos seguir enunciando elementos de la evolución del primate, hasta el homo sapiens u hombre actual, que así nos autodenominamos, y de los que encontramos fósiles desde hace tan sólo 150.000 años. Somos el único representante actual del homínido, aunque el antecesor del hombre actual se remonta a 2,5 ó 3,5 millones de años (“Las características principales que separan a los homínidos de otros grupos de primates son su adaptación a la marcha bípeda y la morfología de los dientes y del cráneo – Op. Cit. En nota (1))

No se crea que no vamos a abordar el espíritu, la cultura; lo haremos.

(No nos inspira un escepticismo sino un optimismo y una esperanza apostamos a que desde nosotros aparezca realmente el homo humanus, como le denominamos)

El ser humano es una caña, pero una caña que piensa, decía Blas Pascal 1623 - 1662

¿Qué significa “pensar”?
Significa “generar o tener ideas”. Y esto, que sepamos, no lo hacen los que no son homínidos. Y muchos de ellos, los simios actuales, por ejemplo, no nos consta que lo hagan bien. La cuestión es ¿nosotros lo hacemos bien? ¿Podrá algún día el homo actual pensar bien? ¿Qué es pensar “bien”?

Pensar es abstraer – separar en la mente- “formas” (término usado por Aristóteles) de las materia. Hoy podríamos decir que es generar e interpretar símbolos. En una palabra pensar es lo que nos posibilita hablar… fonemar de modo que otros –para la convivencia- nos interpreten de algún modo que impida los males señalados. Eso es pensar “bien”. Porque solemos pensar podemos generar culturas obras, actitudes, hábitos, lenguajes, etc. que impidan los males señalados y generen los bienes deseados respeto, solidaridad, justicia, razonabilidad.

Quizá no haya que reducir la “humanidad” del homo al desarrollo biológico cerebro, mente y cultura.

La política, que aún se balbucea será la actividad de los homínidos que somos, la única actividad que pueda potenciar este salto cualitativo en la evolución. Si logramos consagrar una forma de convivencia –incluida la autoridad- que potencie la posibilidad de desechar los males señalados e ir instaurando los bienes señalados, estaremos en camino. Podríamos llegar a la utopía señalada, per ¿lo posibilitará la energía atómica acumulada y el deterioro de la biosfera?
Escrito en el 2010
NOTA
(1) “El dónde, cuándo y cómo del origen del hombre”, Fernando Ramírez Roíz, Ed. Colihue, Buenos Aires, 2009)


Compartir esta Noticia en Facebook

Recomendar DIARIOLIBRE.info en Facebook


PUNTOS DE VISTA
19/06/2014
22/07/2014
Obra del peronismo liberal = menemismo
21/07/2014
Deben sueldos y aguinaldo a los Empleados
18/07/2014
Los eternos chupamedias
Le pusieron el nombre del gobernador a un barrio en canligasta
15/07/2014
La durísimas declaraciones de Lothar Matthaus contra Brasil

Cotizaciones
Dolar Riesgo País Precio Del Vino
$5,32 1.000 $2,00
EL AGUA VALE MAS QUE EL ORO
Difunta Correa - San Juan, Argentina
Copyright© 2005 - 2013 DIARIOLIBRE.info - Todos Los Derechos Reservados.
CONTADOR DE VISITAS, HITS Y USUARIOS ON-LINE CONTADOR DE VISITAS, HITS Y USUARIOS ON-LINE CONTADOR DE VISITAS, HITS Y USUARIOS ON-LINE